estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Dirección a las cuatro ruedas

 Girar todo para girar bien

Dirección a las cuatro ruedas
 
Los conceptos de confort y estabilidad son habitualmente contrapuestos; cuando un vehículo está destinado a conseguir la máxima estabilidad suele contar con todo un abanico de elementos que, para conseguir su objetivo, resultan un lastre en el apartado del confort. En este sentido quizás sean muelles y amortiguadores los más afectados, pues una buena estabilidad requiere en general la presencia de reglajes bastante duros mientras que para obtener confort las necesidades son justamente las contrarias

Un modo de conseguir una buena relación de ambos parámetros esla presencia de un chasis equilibrado que permita disminuir la dureza de las suspensiones sin menoscabo de la estabilidad, pero esta circunstancia resulta mucho más sencilla de decir que de conseguir. Características como un bajo centro de gravedad, peso contenido o elaborados esquemas de suspensiones resultan clave para aportar buenas dosis de estabilidad sin restar confort al conjunto. 
 
Monoplaza Ferguson P99 de tracción total

Durante mucho tiempo una de las soluciones más eficientes a la comentada situación ha sido la incorporación de la tracción a las cuatro ruedas, que gracias al reparto de la fuerza motriz entre todas las ruedas permite mejorar la capacidad de tracción y, por ende, la estabilidad del conjunto en todas las circunstancias, pero especialmente cuando las condiciones de adherencia están deterioradas.

No obstante, la presencia de tracción a las cuatro ruedas requiere de un diferencial central que reparta la fuerza entre ambos ejes así como otro diferencial en cada eje, con lo que aumenta la complejidad y el peso del conjunto. Además, el hecho de llevar el giro hacia todas las ruedas repercute negativamente en el consumo, motivo por el cual muchos de los sistemas de cuatro ruedas motrices optan por un diferencial central activo que sólo envía par a ambos ejes cuando ya se ha producido algún tipo de pérdida de adherencia.

Frente a esta buena pero compleja solución se presenta una alternativa mucho más sencilla pero de altísima eficienciaque no cuenta con los problemas de peso y reactividad de muchos sistemas de tracción total; la dirección a las cuatro ruedas.

ir a primera páginair a página anterior1 2 3 4 5ir a siguiente páginair a última página
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Ver coches de segunda mano