estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Dirección a las cuatro ruedas

 

4Control, la democratización de las 4WS

Renault Laguna
 
Después del comentado boom de las cuatro ruedas directrices entre las marcas japonesas en los ochenta y noventa, pasaron unos años en los que pareció que dicha tecnología iba a quedar para los anales de la historia como una excelente innovación que no llegó a despegar. Pero en este panorama Renault decidió apostar por ella con el lanzamiento del Renault Laguna GT de 2007.

Después del éxito de crítica obtenido por la tecnología 4Control del Laguna GT desde Renault han llevado esta innovación tecnológica a prácticamente todos sus nuevos modelos. Así, tanto el Renault Talismán como el Renault Megane o el Renault Espace están disponibles con el sistema de dirección activa a las ruedas posteriores 4Control, un elemento que aporta mayor seguridad activa en una marca que siempre ha apostado por la innovación. Posteriormente marcas como BMW, Infiniti o Porsche se han sumado a la apuesta de Renault.
 
4Control en el Renault Talismán

Hasta determinada velocidad las ruedas posteriores giran en sentido opuesto a las del eje delantero, proporcionando con ello un mejor radio de giro.  El ángulo de giro de las ruedas posteriores varía en función de la velocidad y, al superar determinado límite, el sentido de giro es el mismo que el proporcionado por las ruedas delanteras, buscando con ello mejorar la estabilidad. Una ventaja poco comentada de esta tecnología es la reducción de desgaste de los neumáticos traseros debido a que se generan menores abrasiones de los mismos por arrastre.

4Control de Renault, detalle de funcionamiento
 
El sistema utilizado por Renault recurre a un motor eléctrico que, gestionado eléctricamente y controlado 100 veces por segundo dependiendo de diferentes parámetros, es capaz de girar las ruedas posteriores tanto en el mismo sentido como en sentido contrario a la marcha. En general, el sistema gira las ruedas posteriores en sentido contrario a las delanteras hasta una velocidad de 60 km/h. No obstante, cuando se dispone de diferentes modos de funcionamiento y se acciona la opción Sport, el cambio de giro se produce a 80 km/h en vez de a 60 km/h.
 

Vídeo sobre el funcionamiento 4Control de Renault

La diferente longitud de los Renault Talismán y Renault Espace frente al Renault Mégane hace que las posibilidades de giro del eje posterior difieran entre ellos. Buscando la máxima maniobrabilidad el eje posterior de Renault Talismán y Renault Espace puede llegar a girar hasta 3,5 grados en sentido opuesto al eje delantero, mientras que en el caso del Renault Mégane el giro máximo es de 2,7 grados. El paso de giro opuesto a giro a favor se va realizando progresivamente en todos los modelos, y siempre se sitúa en un máximo de un grado cuando hablamos de girar en el mismo sentido que el eje delantero. Como curiosidad, el Renault Mégane rebaja su diámetro de giro en casi un metro al incorporar el 4Control, pasando de 11,2 a 10,4 metros.
ir a primera páginair a página anterior1 2 3 4 5ir a siguiente páginair a última página
Gestoría Online de Tráfico
Hasta: 25000 €
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!