Inicio > Ford > Pruebas y analisis > Prueba Ford Puma 1.0 EcoBoost 155 CV mHEV
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Prueba Ford Puma 1.0 EcoBoost 155 CV mHEV

Por John Rivas

Ford Puma 2020, foto delantera

Tengo que decir que cuando Ford decidió recuperar el nombre Puma tuve un cierto cosquilleo en el estómago. Recuerdo con añoranza a aquel divertido y deportivo coupé que dejó huella hace dos décadas. Sabía que ahora cambiaría de registro, ya que actualmente hablamos de un SUV-todocamino del segmento B, pero estaba convencido de que ese nombre obligaba a la marca a apostar por una experiencia de conducción y unas sensaciones superiores a la media de sus rivales. Y así ha sido.

Medidas del Ford Puma 2020

El nuevo Puma comparte ciertos elementos estructurales con el Ford Fiesta, pero se remata con más músculo. Mide 4,21 metros de longitud con los acabados más deportivos ST Line (4,19 en Titanium), 1,81 de ancho y 1,55 de alto. Su diseño SUV-coupé llama la atención por sus formas redondeadas y el único guiño con el pasado son los faros delanteros ‘esquinados’ y ‘saltones’.
 
Ford Puma 2020, foto salpicadero

Interior del Ford Puma 2020

El interior recuerda, como no puede ser de otra manera, al del mencionado Fiesta. Eso sí, iremos sentados más arriba (no tanto como en el Ford EcoSport) y el cuadro de mandos es digital con los acabados más completos, como el que nos ocupa. Tiene 12,3 pulgadas y ofrece la posibilidad de mostrar varias configuraciones, en función del programa de conducción seleccionado. En el salpicadero destaca la pantalla táctil de 8 pulgadas que aglutina buena parte de la información multimedia, compatible con Android Auto y Apple CarPlay. Nos gusta que esté ubicada en una posición elevada, por encima de las salidas del aire para no tener que apartar la vista de la calzada.
 
Los mandos de la climatización se encuentran más abajo, rompiendo esa tendencia actual que aglutina todas las funciones en la pantalla del salpicadero. Nos parece un error porque resulta más intuitivo que un simple cambio de temperatura se realice sobre su mando directamente, con una sola acción, como en el Puma.
 
El acabado ST Line X de nuestra unidad es el más completo y deportivo. Incluso en este nivel hay más plásticos duros que mullidos, pero se remata con contundencia y rigor. Nos gustan las butacas delanteras, que combinan tela y cuero. Sujetan bien lateralmente y tienen un mullido firme pero confortable. Quizás los reposacabezas sean demasiado ‘intrusivos’ porque quedan muy adelantados, pero podemos regular a nuestro gusto tanto el volante como los asientos (los cinturones de seguridad no se regulan en altura). No hay opción a un freno de estacionamiento eléctrico, pero sí que podemos disfrutar de un cargador inalámbrico para el móvil.
 
Ford Puma 2020, foto asientos traseros
 
Las plazas traseras no son lo mejor del Puma. Dispone de tres plazas pero su habitabilidad se sitúa por debajo de la media con respecto a algunos rivales directos. No destaca particularmente en ninguna de las tres dimensiones, resultando justo en el espacio para las piernas y algo más holgado en altura hasta el techo. En su cota de anchura acomodar a tres adultos es más un acto de fé que otra cosa.

 

Maletero del Ford Puma 2020

Sí que brilla con luz propia en la capacidad del maletero gracias a una ingeniosa solución denominada MegaBox. Se trata de un práctico cajón bajo el piso del compartimento de carga de forma cúbica y perfectamente utilizable. Incluso bajo la alfombra de goma contempla un tapón que se desmonta y hace la función de desagüe. Así podemos desde lavar a nuestra mascota o diversos utensilios, hasta cargar hielo para improvisar una nevera o simplemente guardar objetos de cierto volumen. El maletero cubica 401 litros en nuestra unidad, pero puede llegar hasta los 456. El motivo es que nuestra unidad porta una batería de 48V que alimenta el sistema de hibridación suave. La bandeja cubre-equipaje está unida solidariamente con el movimiento del portón, que puede ser eléctrico y con función manos libres, moviendo el pie por debajo del paragolpes.
 
Ford Puma 2020, foto maletero
 
Hemos probado la versión más potente de una gama que contempla variantes de gasolina y diésel. Se trata del conocido bloque 1.0 EcoBoost tricilíndrico y turboalimentado que eroga en este caso 155 CV a 6.000 rpm y 220 Nm de par máximo. Y uno de sus atractivos es la ya mencionada tecnología híbrida ligera. Se trata de un motor eléctrico de 11,6 kW (16 CV) que sirve de apoyo al bloque térmico, con el que está conectado por una correa. De esta forma le ayuda en aceleraciones o fuertes demandas de par, pero nunca mueve por sí mismo el vehículo. Se alimenta con la electricidad que le proporciona una batería de ion-litio de 48V, que se recarga por efecto de la frenada regenerativa. Y todo se gestiona por medio de una caja de cambios manual de seis relaciones. Por cierto, la hibridación suave le permite portar la etiqueta medioambiental ECO en el parabrisas, con sus correspondientes beneficios en las grandes ciudades.
 
Esta variante 1.0 EcoBoost 155 CV mHEV mueve con soltura y solvencia un conjunto que en orden de marcha pesa 1.280 kilos. A ralentí cuesta en ocasiones saber si está funcionando porque apenas suena y vibra. Sólo cuando se acelera con ganas nos desvela su naturaleza impar, que no llega a molestar, y que sí que convence por sus prestaciones. La velocidad máxima es de 200 km/h y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 9,0 segundos. También se muestra brillante a la hora de realizar adelantamientos, ya que en cuarta velocidad es capaz de pasar de 80 a 120 km/h en apenas 6,6 segundos. Por cierto, el tacto y los cortos recorridos de la palanca del cambio son de lo más agradable del vehículo.
 
Ford Puma 2020, foto trasera
 
Como ya suele ser habitual, el Puma también dispone de un completo asistente que ofrece varios programas de conducción. De esta forma podemos elegir entre Normal, Sport, ECO, modo Resbaladizo y Pista, variando el mapa de funcionamiento del acelerador y de la electrónica del control de tracción.
 
Ya hemos comentado que el Puma comparte plataforma con el Fiesta, pero monta una suspensión trasera algo más rígida. Si a es unimos que el acabado ST Line X de nuestra unidad incluye amortiguadores y muelles más firmes, el resultado es más que convincente. De hecho es una referencia en cuanto a estabilidad y cambios de apoyo se refiere, con un paso por curva tan ágil y sin apenas balanceos que no parece realmente un SUV. La dirección no es demasiado directa, con 2,7 vueltas de volante entre topes, pero sí comunicativa. 
 
Ford Puma 2020, foto delantera
 
Otro factor a destacar han sido las excelentes distancias de frenado registradas, deteniéndose por completo en apenas 36 metros desde 100 km/h. A su buena salud dinámica también contribuyen los opcionales neumáticos 225/40 R19 que montaba nuestra unidad. En cuanto al consumo, Ford homologa 5,6 litros de media cada 100 kilómetros con el nuevo ciclo WLTP. Durante la prueba los números no fueron tan optimistas, ya que registró 6,9 litros de media.

 

Seguridad del Ford Puma 2020

Tres radares, dos cámaras y 12 sensores alrededor del vehículo son los encargados de gestionar buena parte de la seguridad y de los asistentes de conducción. Y es que también el Puma destaca por una generosa y avanzada dotación. De esta manera con nuestro acabado, recordad que el más completo, disfrutaremos de un alerta y mantenimiento de carril, un control del ángulo muerto con función de trayectoria y frenada si detecta que el conductor no reacciona, un asistente de precolisión con frenada de emergencia y reconocimiento de peatones, un control de velocidad de crucero adaptativo, un control de presión del aire en los neumáticos, asistentes de maniobra evasiva o de dirección prohibida, faros LED…
 
Ford Puma 2020, foto pantalla del salpicadero
 
Destacar, asimismo, su dotación multimedia, con la última versión del completo SYNC 3 de serie, con centro de navegación, control por voz, Apple CarPlay, Android Auto, asistencia de emergencia, llamadas manos libres, GPS, Bluetooth, módem FordPass Connect y dos puertos USB para dispositivos de música externos.

 

Precio del Ford Puma 2020

Claro que contar con la variante más potente y mejor equipada dispara el precio hasta los 26.125 euros, aunque aplicando descuentos la factura se puede quedar en 22.510. Si nos conformamos con menos, la variante de acceso 1.0 EcoBoost de 125 CV, sin tecnología mHEV, se puede adquirir desde 21.925 euros (17.100 con promociones).xxx
 
Ford Puma 2020, foto lateral
Autor:
14046
Publicado el: 21/03/2020
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Anónimo dijo...
Non Prescription Cialis https://apcialisle.com/# - cialis generic 2017 Viagra Sur Les Hommes cialis generic buy Vendo Cialis Madrid
Anónimo - [24/03/2020 02:37:01] - ip registrada
¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Gestoría Online de Tráfico
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!