Inicio > Peugeot > 208 > Pruebas y analisis > Peugeot 208, análisis plazas delanteras
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Peugeot 208, análisis plazas delanteras

Dentro de la gama de acabados del Peugeot 208 en España tenemos como versión más equipada, sin incluir el GTI, la Allure, que es la que probamos en MotorGiga, en particular analizamos el interior del 1.2 VTI de 82 CV y cinco puertas, un modelo cuyo PVP se sitúa en 16.600 euros y que dispone de un buen equipamiento de seguridad pasiva, como son diferentes tipos de airbag incluyendo los de cortina delanteros y traseros o los pretensores pirotécnicos. Entre las opciones que podemos montar está, por ejemplo, el sistema de navegación (490 euros) pero lo que sorprende negativamente es que los elevalunas traseros sean manuales en vez de eléctricos.

Peugeot 208, salpicadero


Sentarse a los mandos y comprobar que estamos ante un vehículo diferente es todo uno. Acostumbrados a que la mayoría de vehículos dispongan de volantes relativamente grandes el del Peugeot 208 parece pequeñito... y lo es. Su tamaño es lógico ante la apuesta de la marca por ofrecer su información en un panel ubicado más alto que de costumbre y que requiere mirar por encima del volante. Dependiendo de la altura del conductor la información ofrecida podrá verse casi por completo, aunque en nuestro caso, a pesar de medir 1,80 metros, no podíamos ver los únicos tres botones dispuestos en la zona central. La postura de conducción queda también condicionada por esta circunstancia, obligando a situar el volante algo más bajo de lo que estamos acostumbrados.

Mucho mejor es, a nuestro juicio, la realización de los asientos, cuya sujeción lateral es francamente buena y ofrecen además un mullido confortable pero suficientemente firme como para no cansar en largos recorridos. Igualmente favorable es la ubicación del cambio con respecto al conductor, permitiendo un manejo fácil sin realizar movimientos extraños o forzados. En el propio volante disponemos de controles para manejar diferentes funciones del sistema infotainment además del teléfono. El control de crucero se encuentra dispuesto en una piña independiente tras el volante en la zona izquierda del conductor.
 
 


Para algunas situaciones de conducción muy particulares puede ser necesario desconectar el control de estabilidad, y el botón para hacerlo en el Peugeot 208 se encuentra en la zona izquierda, avisándonos en la pantalla informativa de su activación/desactivación con un mensaje visual. El climatizador bizona de que dispone el acabado Allure ofrece un funcionamiento correcto pero no destacable, mientras que en la zona central del salpicadero y bajo los controles del climatizador hay una toma usb, una toma auxiliar y una toma de 12 voltios, además de un pequeño hueco que será de gran utilidad para dejar llaves u otro tipo de impedimenta. Por delante del cambio hay un portavasos extraíble, pudiendo así ganar mayor espacio si no deseamos llevar bebidas.

Para desconectar el airbag del acompañante basta con abrir la guantera y girar la llave en el cierre dispuesto al efecto. Esta guantera cuenta también con un pequeño hueco que consideramos perfecto para unas gafas y espacio suficiente para llevar todos esos papeles y folletos que nos dan al comprar el coche y que suelen terminar casi olvidados en dicho lugar hasta que, por ejemplo, tenemos que cambiar un fusible o similar. La pantalla central del sistema infotainment parece, como en otras realizaciones actuales, una pequeña tablet incorporada al vehículo. De serie disponemos de diferentes posibilidades que pueden ser incrementadas a base de talonario. Con una pantalla táctil suficientemente amplia la posibilidad de personalizar la pantalla con imágenes y fotografías propias es uno de los detalles curiosos de este modelo de Peugeot.

En conjunto la sensación aportada por el 208 es de buena calidad de realización. Los materiales tienen buen tacto, la disposición de los diferentes elementos se adapta a lo que nosotros consideramos como adecuado, aunque con la excepción de los elevalunas delanteros que, al menos a nuestro juicio, quedan algo restrasados con respecto al conductor y obligan a una postura forzada para manejarlos. Dos buenos detalles del vehículo son la presencia de espejos de cortesía con luz para conductor y acompañante y la posibilidad de regular en altura tanto el cinturón de seguridad como el asiento del conductor.
#BOTON-CAI-2013#
 
Artículos relacionados con la prueba del Peugeot 208:
 
 
35248
Publicado el: 11/10/2013
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!