Inicio >Volkswagen > PASSAT > Pruebas y analisis > Volkswagen Passat Variant GTE; probamos el híbrido enchufable en carrocería familiar
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Volkswagen Passat Variant GTE; probamos el híbrido enchufable en carrocería familiar

Por Carlos Antón Adán
El puerto de carga del Passat GTE se sitúa en la parrilla frontal.
 
La filosofía GTE de Volkswagen puede ser un ejemplo perfectamente válido y real para pasarnos hoy mismo a la movilidad sostenible. Si leíste hace unas semanas nuestra prueba del Golf GTE y te cuadraron sus buenas prestaciones y su marcada eficiencia, pero un compacto no cumple tus necesidades de espacio, con el nuevo Volkswagen Passat Variant GTE ya no tienes excusa para no dar el salto hacia esa ansiada movilidad más sostenible.
 
El Passat híbrido enchufable en formato familiar es el protagonista esta semana de esta nueva entrega del videoblog de pruebas. Una entrega en la que conoceremos más de cerca su comportamiento dinámico y sus distintas posibilidades de conducción, más que su estética o su habitabilidad, que prácticamente no cambian respecto a cualquiera de las otras versiones del Passat Variant.
 
La unidad de pruebas lucía un bonito color blanco
 
Estéticamente distinguiremos el Passat GTE por detalles similares por los que distinguíamos al Golf GTE. El Passat híbrido enchufable cuenta con nuevos paragolpes específicos de corta más deportivo, nuevas luces de marcha diurna en forma de C, unas llantas de aleación de 18” pulgadas, además de múltiples detalles en color azul, como las pinzas de freno, las siglas GTE, o el listón inferior de la parrilla que se prolonga por el interior de los faros.
 
En cuanto a la habitabilidad, en el Passat GTE, tanto en carrocería sedán como en carrocería Variant, no existe merma en su capacidad de carga en el maletero. Mientras que el Golf GTE perdía algo más de 100 litros para dar cabida a las baterías, el Passat GTE mantiene el mismo volumen de maletero: 586 litros para el sedán y 650 para el Variant que probamos.
 
El maletero del Passat GTE no pierde capacidad respecto a otras versiones
 
Tratadas estas pequeñas diferencias respecto a otras versiones, es momento para entrar en materia con el sistema de propulsión. Formado por un motor térmico gasolina 1.4 TSI de 156 CV y uno eléctrico de 116 CV, alcanza una potencia conjunta de 218 CV, que será transmitida al eje delantero con la siempre eficaz colaboración del cambio DSG de 6 velocidades. Como todo buen sistema PHEV cuenta con unas baterías, en este caso alojadas bajo el maletero, y que cuentan con una capacidad de 9,9 kwH.
 
El sistema PHEV del Passat GTE al desnudo
 
Lo realmente interesante de los sistemas PHEV es su capacidad para circular como si fueran automóviles eléctricos con la ventaja de que cuando se les acabe la energía eléctrica almacenada en las baterías, pueden continuar la marcha con el motor térmico sin tan siquiera parar. En el caso del Passat GTE tendremos una autonomía que nos permitirá circular hasta 50 km en modo eléctrico puro, sin gastar ni gota de gasolina.
 
Para circular en modo eléctrico deberá estar seleccionado el modo E-mode entre los 4 modos de conducción que tendremos a nuestra disposición. También podremos optar por usarlo como un híbrido convencional, recurriendo al modo Hybrid, o poner en combinación ambas mecánicas para lograr toda la respuesta posible activando el modo GTE.
 
El selector de modos de conducción se localiza junto a la palanca del cambio DSG
 
El cuarto modo, Battery Charge, nos permitirá recargar la batería durante la marcha. Un acción que podremos realizar en parado usando una toma eléctrica convencional, tardando unas 4 horas y 15 min. en lograr la carga completa; o bien usando una toma de carga rápida con la que necesitaremos unas 2 horas y media.
 
Su conducción resulta muy cómoda para el día a día, incluso si vamos en modo eléctrico no tendremos ninguna carencia en confort ni en respuesta. Además, cuando necesitemos un extra de rendimiento, siempre podremos acudir al prestacional modo GTE, que ofrece una respuesta contundente, sin repercutir en demasía sobre el consumo medio, que en nuestro caso se situó  en el entorno de los 6-6,5 litros.
 
 

No de pierdas ni un detalle en nuestra videoprueba.

 

Al igual que sucedía con el Golf GTE, el principal lastre que nos puede detener a la hora de adquirir el Passat GTE es su precio, de algo más de 47.000€ de tarifa para la carrocería Variant como la que probamos. Sin embargo, si echamos cuentas de lo que gastamos en combustibles fósiles en nuestros desplazamientos, en el caso de que realicemos menos de 50 km al día, podría salirnos a cuenta su adquisición dado el importante ahorro en combustible que nos supondría, aunque también deberemos de tener en consideración en nuestra ecuación el coste de la energía eléctrica para su recarga. 

Tasamos y compramos tu coche
Te compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Salón del automóvil de Frankfurt 2017

Quizás también te interese

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros . Al continuar con la navegación acepta nuestra política de cookies. Aceptar