Inicio > Volkswagen > Polo > Nuevos modelos > Volkswagen Polo R WRC, primeras impresiones
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Volkswagen Polo R WRC, primeras impresiones

Luis Moya, conocido internacionalmente por haber sido durante años copiloto fiel de Carlos Sainz y actualmente "fichado" por Volkswagen en su equipo motorsport, comentaba durante la rueda de prensa de presentación del Polo R WRC que, en los test de pruebas previos al campeonato ya se habían dado cuenta de las posibilidades reales del modelo de competición; "Carlos era más optimista que yo, pero los dos veíamos que se trataba de un coche altamente competitivo". Los más famosos campeones españoles de rallies no se equivocaban; Sebastien Ogier, a bordo del Polo WRC, se ha convertido en el primer piloto que logra coronarse campeón del mundo el primer año de participación de un vehículo en el certamen, y casi con toda probabilidad la marca se hará igualmente con el campeonato antes incluso de finalizar la última carrera.

Volkswagen Polo R WRC 2013

Participar en el World Rally Championship obliga a los fabricantes a cumplir ciertos requisitos, y la creación del Volkswagen Polo R WRC que traemos hoy aquí es, sin duda, el más importante. Y es que es obligatorio realizar 2.500 unidades de un automóvil con determinadas características para cumplir con la normativa de la FIA. En este caso el Polo, que no fue en principio pensado para participar en rallies, ha requerido la variación de algunos elementos para situar la mecánica en el lugar exacto que permita homologar el coche, situando el cigüeñal a la misma altura que en el coche de competición al tiempo que se han variado algunos elementos de la base y también el material con el que se fabrica el capó delantero.  Estas variaciones, salvo la del capó, también han de ser adoptadas por un buen número de unidades del coche de serie, en concreto 25.000, denominadas internamente en Navarra (lugar donde se fabrica el Polo para 74 mercados) de tipo 2, y que han sido ya realizadas y comercializadas sin que sus actuales y/o futuros propietarios sean conscientes de las mismas, pues no afectan a las características principales del modelo.

Volkswagen Polo R WRC 2013

 

La versión más radical del Polo adopta una imagen diferenciada, con un color blanco decorado con bandas sobre el capó en los azules de Volkswagen Motorsport, llantas específicas de 18 pulgadas con neumáticos 215/35, un alerón posterior en el que se inscribe la placa identificativa de la unidad (X de 2500), carcasas de los espejos en negro o unas pinzas decoradas en azul que pueden verse a través de las llantas Cagliari (denominación que Volkswagen otorga a las mismas). En el interior también existen variaciones, como los asientos deportivos, palanca y volante específicos o pedales en aluminio. A pesar de todo lo anterior no estamos ante un coche tremendamente llamativo, la mayoría de usuarios pensará que se trata de una versión deportiva más o, incluso, de los deseos de diferenciación de un propietario con bastante buen gusto. Lógico, pues con una previsión de ventas en España que no va mucho más allá de las 40 unidades serán pocos quienes conozcan el verdadero origen y el potencial de este deportivo real. 

Volkswagen Polo R WRC 2013

Al abrir la puerta se pueden ver unos asientos muy deportivos y bordados con la palabra WRC que recogen bien el cuerpo sin maltratarlo. No son bacquets, ni falta que hace, ofreciendo buena sujeción lateral al tiempo que buenas dosis de confort. El volante, forrado en Alcántara, con costuras en azul y luciendo igualmente el logotipo WRC, aporta un tacto muy enfocado a la competición. La posición de conducción es muy buena, quedando el cambio manual de seis velocidades a la distancia correcta del cuerpo. Lo que no nos ha gustado tanto es el reposabrazos, que cuando está bajado molesta para utilizar el freno de mano.

Presionando el pie derecho aunque sea sólo para salir a baja velocidad escuchamos un bonito sonido bronco que nos hace pensar en un motor repleto de fuerza. Sinceramente creemos que dicho sonido se ha buscado aposta y no es necesario ni "natural" de la mecánica, pero resulta tan bonito y deportivo que dudamos que exista algún propietario al que le moleste su existencia. La plenitud de la mecánica se encuentra sin necesidad de buscar la zona roja, pues los 350 Nm que ofrece entre 2500 y 4400 rpm son más que suficientes para catapultar hacia delante los poco más de 1300 kilos en vacío del Polo R WRC. Al tomar las primeras curvas sentimos la rápida dirección, con sólo dos vueltas de tope a tope, y al intentar exprimir su potencial atacando en curvas comprobamos igualmente la existencia del diferencial electrónico XDS, específico de esta versión y que parece tirar del volante hacia dentro de la curva. Los 220 CV del dos litros sobrealimentado por turbo están ahí, acechando, esperando las instrucciones del pie derecho mientras las mordazas de los frenos actúan con fuerza antes de atacar el siguiente giro y buscamos desesperadamente la marcha adecuada para inscribirnos con solvencia en la siguiente curva.

Volkswagen Polo R WRC foto delantera

El Volkswagen Polo R WRC es velocidad, pasión, adrenalina… pero sobre todo es una máquina eficaz que puede alcanzar los 243 km/h y acelerar de 0 a 100 en sólo 6,4 segundos. Es un deportivo pero no es radical, no asusta a sus ocupantes con movimientos parásitos, es un coche capaz de homologar una cifra de consumo de 7,5 litros y llevar a todos sus ocupantes de paseo por un bulevar o haciendo vuelta rápida en un tramo cerrado al tráfico. Pero además de todo lo anterior también se trata de un capricho, porque sólo los muy caprichosos pagarán los 34.860 euros que cuesta un automóvil que, eso si, dispone entre su equipamiento de faros Bi-Xenon, navegador, climatizador dual o pantalla táctil. 

23965
Publicado el: 17/10/2013
¿No es el coche que estabas buscando? Encuentra el modelo que buscas aquí

Encuentra el modelo que buscas

Encuentra todas las novedades que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Hasta: 25000 €

Quizás también te interese

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!