estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

¿Que pasará cuando se acabe el Plan 2000E?

Por Carlos Drake

Imagen de un concesionario

La semana pasada, en el marco de la celebración del Salón Internacional del Automóvil Ecológico y de la Movilidad Sostenible de Madrid, tuvieron lugar diferentes encuentros y conferencias relacionados con la movilidad sostenible y con la promoción de vehículos con un menor impacto sobre el medio ambiente. Uno de ellos fue la Jornada del Observatorio Industrial del sector de Fabricantes y Camiones, en la que participaron diferentes miembros de los sindicatos y en durante la cual la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) hacía públicos unos datos estremecedores.

La patronal de los fabricantes de coches indicaba que si el Gobierno llevase a cabo una prórroga de las ayudas directas a la compra de coches recogidas en el Plan 2000E se salvarían más de 16.000 empleos en el ramo del automóvil en España, lo que se dice pronto. Esta cifra se puede tomar desde el lado negativo y se puede decir que si no se extiende este Plan se perderán esos miles de empleos.

Desde Anfac indicaron que los empleos que se mantendrían en el sector del automóvil corresponderían a las áreas de fabricantes, así como en lo que se refiere a las redes de distribución y entre los proveedores, dado que en el hipotético caso de que estas subvenciones a la compra se mantengan se generaría, siempre según Anfac, una demanda adicional de coches durante la segunda mitad del año de 90.000 vehículos, una cifra a tener en cuenta, desde luego.

Entre los datos facilitados por la Asociación también hay uno que siempre me llama la atención y éste es el de que el Estado se ahorraría más de 170 millones de euros en materia de prestaciones por desempleo (es decir, lo que dejaría de pagar por el paro de las personas que perderían el empleo por la caída de las ventas de coches) y además indicó que si estas ayudas se mantuvieran se lograría una recaudación fiscal de 503 millones de euros.

Con todos estos datos sobre la mesa, cada uno puede opinar lo que quiera. Siempre hay detractores de las ayudas al sector privado, ante lo que saltan los que dicen que son industrias tan importantes que de su estabilidad dependen miles de empleos. Yo me sitúo en un término medio y creo que las ayudas puntuales al sector del automóvil, en este caso, pueden servir para superar unos obstáculos eventuales, aunque su continuidad en el tiempo lo único que hace es distorsionar el mercado y situar al automóvil con ventaja respecto a otros sectores. Sin embargo, hay que cuestionarse si realmente es el momento de retirar las ayudas o si, por el contrario, deberían mantenerse hasta que remita la crisis.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!

Quizás también te interese