Inicio > Volkswagen > Golf > Pruebas y analisis > Volkswagen Golf VII, prueba dinámica
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Volkswagen Golf VII, prueba dinámica

Estamos ante la séptima generación en la historia del Volkswagen Golf, una generación que ha sido galardonada con el premio de Coche del Año en Europa y que, a nuestro juicio, no se merece. No queremos con ello decir que se trata de un mal vehículo, en absoluto, lo que ocurre es que dicho galardón se supone que considera entre los atributos más importantes la innovación tecnológica y la relación precio/producto, factores en ambos casos en los que el Golf tiene motivos para presumir, pero no para destacar. 

Volkswagen Golf VII


Comenzando por el aspecto de las innovaciones tecnológicas la única aportación que hemos podido (o sabido) constatar de esta nueva versión es la existencia del motor 1.4 TSI ACT (Active Cylinder Technology), que es una tecnología de desconexión de cilindros como la existente en otras marcas, aunque bien es verdad que en este caso se realiza en un motor de cuatro cilindros en vez de en bloques de 6, 8 o 12 que existían previamente. Sea como fuere no me parece suficiente innovación como para ser considerada tan relevante, mientras que la relación precio/producto tampoco es como para tirar cohetes; el producto es muy bueno, pero eso ya ocurre con muchos de sus competidores, mientras que el precio sigue siendo más elevado que el ofrecido por la competencia. De cualquier modo, se trata de nuestra opinión, igual resulta que estamos muy confundidos, puede ser.
 
Volkswagen Golf VII, delantera

En nuestra habitual prueba de las versiones más razonables en diésel y gasolina hemos optado por el motor 1.4 TSI de 140 CV con cambio manual y en diésel el 1.6 TDI DSG y el 2.0 TDI 4Motion. El comportamiento de la mecánica de gasolina es muy satisfactoria una vez en movimiento pero algo perezosa en arrancadas, característica ésta propia de su carácter sobrealimentado pero que sólo se presenta durante los primeros metros y que, una vez acostumbrados, puede ser fácilmente solventada con un buen uso del cambio y el embrague. Si utilizamos el cambio DSG entonces dicha característica quedará mucho más disimulada. Donde sí ofrece un buen rendimiento es en el aspecto de los consumos, que podrán situarse fácilmente en el entorno de los siete litros y serán apenas un litro superiores a las mecánicas diésel. Y decimos mecánicas y no mecánica porque, curiosamente, hemos obtenido unas cifras reales de consumo muy similares entre el 1.6 y el 2.0. Y es que el buen par motor de la motorización más potente permite revolucionar menos la mecánica en carretera y aprovechar mejor las marchas, consiguiendo así en determinadas circunstancias estar a niveles similares a los ofrecidos por el 1.6 siempre y cuando no se trate de recorridos urbanos, donde el 1.6 tiene clara ventaja.
 
 


Poco podemos decir de las bondades del cambio DSG que no hayamos comentado ya en anteriores ocasiones; sigue manteniendo su confort y facilidad de uso, siendo la más confortable de entre las cajas de cambio robotizadas de doble embrague. El cambio manual tiene también un comportamiento más que decente, con buenas inserciones de las diferentes marchas y agradable tacto. En general el Golf de la séptima generación mantiene esa buena sensación de realización, no sólo en los materiales sino también en las suspensiones. Con un eje trasero multibrazo bien realizado y el trabajo ofrecido por todo el conjunto, el Golf VII pasa por encima de los baches con un aplomo que hace sentir la buena calidad de realización del conjunto. Dicha calidad de realización es uno de esos aspectos habitualmente alabados y que suelen llamar a la crítica de muchos lectores, que creen que se trata de algo así como un "alineamiento" de los medios en favor del grupo Volkswagen. Pero independientemente de dichos críticos o de malas interpretaciones, el Golf puede presumir de ser un vehículo tremendamente bien realizado. De hecho, quizás en el futuro tenga que arrepentirme de haber dicho que la relación precio/producto no justifica su elección como coche del año porque, a largo plazo, el Golf ha sido siempre uno de los modelos que mejor mantiene su valor real en el mercado.
 
Más sobre el Volkswagen Golf VII:
 
 
 
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

MB dijo...
Creo que en las cosas bien hechas los defectos se notan más, no sé si es imaginación mía o la insonorización de la RODADURA no está a la altura de la del motor. un saludo.
MB - [19/02/2014 19:11:03] - ip registrada
PAPÁ PEPE dijo...
HABLENME DE LAS BONDADES DEL ALUMINIO EN EL GOLF VII
PAPÁ PEPE - [19/05/2013 18:04:29] - ip registrada
¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!