Inicio > SEAT > Toledo > Pruebas y analisis > SEAT Toledo; análisis plazas delanteras
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

SEAT Toledo; análisis plazas delanteras

La marca española acaba de lanzar al mercado un automóvil que tiene a sus espaldas una gran tradición en el mercado de las berlinas medias; el SEAT Toledo.

 

Tratándose de un vehículo que ya va por su cuarta generación y contando con la carrocería más larga que jamás haya tenido el Toledo, no se trata sin embargo del mismo concepto que en anteriores generaciones. El primer SEAT Toledo tomaba como base la plataforma de la segunda generación del Golf para ofrecer un vehículo que, con una carrocería de tres volúmenes, tenía la curiosidad de aportar un maletero con portón, lo que hacía que la versatilidad del conjunto fuera una de sus grandes bazas. Curiosamente, y a pesar del gran éxito que tuvo dicho concepto (llegó a ser líder de ventas de todo el mercado de automóviles en España), la segunda generación del Toledo renunció al portón en favor de una carrocería que apostaba por la calidad, pero que no llegó a los niveles de ventas de su predecesor. La salida a escena de la tercera carrocería rompió completamente con sus predecesores y mostraba una carrocería de monovolumen con un extraño maletero incorporado en la parte posterior, resultando ser un fiasco comercial a pesar de sus innegables virtudes. Dicho Toledo terminó convirtiéndose en el Altea y Altea XL con pequeñas variaciones que mejoraron no sólo su estética sino también su polivalencia y, lo que es más importante, recuperando en cierto modo el favor de la clientela.

SEAT Toledo tercera generación 
 
En el año 2008 y gracias a la pertenencia de la marca al grupo Volkswagen, SEAT lanzó un modelo llamado Exeo que venía a cubrir el hueco dejado por el Toledo y que era básicamente un Audi A4 del 2007 con ciertos retoques estéticos para asimilarse a otros modelos de SEAT, con lo que parecía que el nombre Toledo había desaparecido ya para siempre. Y ahora es cuando sale la cuarta generación del Toledo que, como decíamos al principio, rompe en cierto modo con la tradición de la marca, y es que ahora este modelo se sitúa no como una versión por encima del nuevo SEAT León (para eso está el Exeo) sino como un vehículo a caballo entre el **seat ibiza** y el **seat leon**. Es más, la plataforma que toma el nuevo SEAT Toledo es una combinación del eje delantero del SEAT Ibiza y del eje trasero del SEAT León, viniendo a competir con modelos como Chevrolet Cruze, Opel Astra o Ford Focus, aunque en todos estos casos dichos modelos toman siempre como base modelos compactos. A decir verdad las ideas más similares técnicamente en el mercado son el Fiat Línea, que combina elementos del Fiat Punto y del Fiat Bravo, y el también nuevo Skoda Rapid, que en realidad es más que un primo-hermano del nuevo Toledo.
 
SEAT Toledo
 
Centrándonos en el análisis del nuevo Toledo hemos de destacar la excelente sensación de calidad que nos ha dado su interior. Con muy buenas terminaciones en general, la combinación de diferentes colores y texturas se ha realizado de manera muy acertada, al menos a nuestro juicio, y de manera objetiva puede comprobarse en zonas visibles y también en las menos visibles, como la junta del cristal delantero con el techo. Los equipamientos disponibles en el Toledo son bastante amplios según versiones, aunque también es cierto que existen detalles curiosos que, a nuestro juicio, no deberían existir. Tal es el caso del control de los elevalunas eléctricos posteriores que, curiosamente, es inexistente para el conductor. Así, en la puerta del conductor sólo contamos con botones para los elevalunas delanteros, mientras que los elevalunas traseros sólo pueden manipularse desde cada una de las puertas posteriores. Un detalle para aportar confort al Toledo está en la existencia de reposabrazos, que si bien no es algo que llame la atención en modelos actuales, sí que lo hace en la marca, pues un modelo tan viajero como el Altea no dispone de tan básico elemento.
 
 

 
Los huecos para dejar impedimenta son los habituales en modelos de este tipo, contando con un espacio con tapa en el propio reposabrazos, una guantera relativamente grande y con salida de aire acondicionado para poder refrigerar bebidas o alimentos, portagafas en el techo o un pequeño hueco por delante del cambio. Dada la cada vez mayor expansión de sistemas personales electrónicos de todo tipo, como tablets, teléfonos móviles u otros, la conexión usb o la conexión auxiliar también están contempladas en el interior del Toledo. Otro detalle poco favorable en el Toledo está en la existencia de un climatizador de una sola zona en vez de dual, limitando así las posibilidades de confort climático del habitáculo.
  
Otros artículos relacionados del SEAT Toledo:
 
 
 
 
 
 
16577
Publicado el: 02/10/2012
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Ver coches de segunda mano