Domingo - 25.Octubre.2020
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

SEAT Toledo, historia y antecedentes

El primer SEAT Toledo de la marca española fue toda una declaración de intenciones de futuro después de su separación de Fiat y de haber sido participada por el grupo Volkswagen. Tomando como base al Volkswagen Golf, el SEAT Toledo se presentaba como la primera berlina media de la marca española que recurría a la tracción delantera, pues el SEAT Málaga no era otro que un SEAT Ibiza de la época con un maletero añadido, siendo de hecho el antecesor del posterior SEAT Córdoba. De esta manera, además, el Toledo podía presumir de estar a la altura de su competencia en cuanto a calidad y tecnología pero aportando como gran novedad un portón posterior en una carrocería que sin embargo tenía una definida imagen de berlina.

SEAT Toledo tercera generación

 
Habiendo sido lanzada la primera generación en 1991, las olimpiadas de Barcelona y, más concretamente, la prueba de maratón, fueron el escenario en el que SEAT mostró como prototipo un SEAT Toledo eléctrico; el primer vehículo eléctrico fabricado por la marca, aunque nunca llegó a comercializarse. Tanto en gasolina como en diésel las mecánicas que impulsaron al Toledo abandonaron a las predecesoras tipo System Porsche (realizadas en colaboración con el fabricante alemán) en beneficio del banco de motores de Volkswagen, que aportó en gasolina motores de 1.6 con 75 ó 101 CV, un 1.8 de 90 CV, un 2.0 de 115 CV y un 1.8 16V de 136 CV que fue posteriormente sustituido por el 2.0 16V con 150 CV de potencia máxima. Este modelo llegó a ser líder de ventas del mercado total de automóviles de turismo en España.
 
En el caso de los motores de gasóleo la oferta se basaba siempre en el mismo bloque de 1,9 litros pero que en su versión atmosférica disponía de 64 CV y que, dependiendo del tipo de inyección y sobrealimentación variaba su cifra de potencia máxima. Así, el 1.9 TD con inyección por precámara y turbo de geometría fija rendía 75 CV de potencia, el 1.9 TDI de 90 CV recurría a inyección directa mediante inyector bomba y turbo de geometría fija con intercambiador de calor (intercooler), mientras que el 1.9 TDI de 110 CV contaba con el mismo sistema de inyección pero con turbo de geometría variable e intercooler. Entre 1991 y 1998 se vendieron unos 558.000 SEAT Toledo de la primera generación.
 

 
La segunda generación del Toledo apareció en el mercado en 1998 y ofrecía, ante todo, una clarísima mejora en cuanto a calidad general del conjunto. Para esta ocasión el Toledo venía a ser la versión de cuatro puertas del nuevo compacto de la marca, el SEAT León. Entre las mecánicas que estuvieron disponibles para este vehículo estuvieron en gasolina un 105 CV del motor 1.6 16V, un 1.8 20V (cinco válvulas por cilindro) con 125 CV e incluso un curioso cinco cilindros de V estrecha (15º) denominado V5 y que con 2,3 litros rendía 170 CV de potencia máxima. En mecánicas diésel la oferta estaba de nuevo alrededor del 1.9 pero siempre con inyector-bomba, ofreciendo 90 CV para la versión de turbo de geometría fija y otras dos versiones con potencias de 110 y 150 CV dependiendo de la gestión general y la presión del turbo de geometría variable. La segunda generación del Toledo tuvo unas ventas totales de casi 304.000 unidades de las que 125.504 correspondieron al mercado español.
 
Para el año 2004 SEAT se reservaba como sorpresa la presentación de una tercera generación que supuso una ruptura total con las versiones precedentes en cuanto a estética y que nunca llegó a cuajar en el mercado. Con una carrocería que encajaba mejor entre los familiares o los monovolúmenes, el Toledo contaba con una trasera de maletero truncado y portón que pretendía contentar a dos mundos; el de las berlinas y el de los monovolúmenes. En total se vendieron algo menos de 55.000 unidades, quedándose algo más de 21.000 dentro de nuestras fronteras hasta su desaparición del mercado en el año 2009, dos años después de que el SEAT Altea XL tomara el relevo real ofreciendo una carrocería más atractiva y polivalente con apenas algunos cambios en la zona posterior.
 
SEAT Toledo cuarta generación
 
En el año 2012 apareció la cuarta generación del SEAT Toledo, un modelo más asimilable a las dos primeras generaciones aunque con particularidades propias, como el hecho de estar realizado con una mezcla de los SEAT Ibiza y SEAT León del momento.
 
Otros artículos relacionados del SEAT Toledo:
 
 
 
 
 
 
Etiquetas: berlina, seat, seat toledo
Visitas: 8017
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Ver coches de segunda mano
Nuevo buscador de coches