Inicio > BMW > 1 Series > Pruebas y analisis > BMW Serie 1, análisis asientos posteriores
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

BMW Serie 1, análisis asientos posteriores

Desde MotorGiga siempre habíamos considerado a la anterior versión del BMW Serie 1 como un compacto bastante pequeño en cuanto a habitabilidad interior. Por ello, al probar la nueva versión nos sentimos tremendamente complacidos al comprobar que, si bien no se trata de un compacto de grandes dimensiones interiores, sí que es un modelo apto para que cuatro adultos viajen con todo el confort que se puede esperar de un automóvil de su tamaño. Aun así, el Serie 1 sigue siendo un automóvil más pensado para las plazas delanteras que las traseras, afirmación ésta que se basa, por ejemplo, en la presencia de unas puertas posteriores algo angostas y que obligan a realizar ciertos contorsionismos a las personas de mayor tamaño para acceder a las plazas posteriores. Acostumbrados como estamos en estos días a subir a vehículos compactos bastante altos y con grandes puertas, la mayor dificultad de acceso al Serie 1 requiere ser comentada aunque no suponga un impedimento insalvable para nadie y hubiera pasado desapercibida hace algunos años.

BMW Serie 1,

 
Ocupando las plazas posteriores pueden viajar con comodidad dos adultos, y si habitualmente comentamos que un tercero obligaría a los tres a viajar con estrecheces, en el caso del Serie 1 tal comentario se acentúa debido a la presencia del túnel de transmisión necesario para que este modelo cuente con la tradicional propulsión trasera de los BMW. Pero hoy en día es raro que viajen tres adultos en la parte posterior del vehículo, y los dos que pueden viajar confortablemente no pueden quejarse por cuanto a espacio longitudinal o de altura. La presencia de un reposabrazos central así como de salidas de aire posteriores mejoran también el acomodo en estas plazas. Curiosamente sí se ha pensado en la posibilidad de bajar totalmente las ventanillas posteriores y para ello se han dividido éstas de tal modo que todo el cristal pueda descender y ocultarse en la puerta, evitando esos peajes del diseño que en el caso extremo del Citroen DS4 han llevado a la total supresión de apertura de las ventanillas posteriores. 
 
Al igual que en otros modelos germanos que hemos probado en los últimos tiempos (Audi A6 y Q3, Mercedes Clase B y ML) y algún que otro modelo también de reciente creación, la ubicación y uso de los anclajes Isofix es simplemente perfecta. Claramente marcados y muy fáciles de ubicar para colocar las sillas, todos los vehículos deberían montar obligatoriamente sistemas tan visibles. Por supuesto, el BMW Serie 1 dispone también del top tether para evitar los giros de las sillas ante situación de accidente, lo que mejora también la seguridad pasiva del vehículo para los ocupantes más pequeños.
 
 

 
Una de las ventajas de tratarse de una carrocería de dos volúmenes es la existencia de un portón posterior que permite ampliar la zona de carga si lo que deseamos es llevar objetos de gran tamaño. El espacio disponible en el maletero no es excesivo, siendo suficiente para dos adultos y quedando algo limitado si se tratara de la habitual familia de cuatro miembros y éste fuera el único coche de la unidad familiar, lo que nosotros suponemos que ocurrirá en muy contadas ocasiones, pues creemos que este modelo será en general el segundo coche de la familia o el único de una pareja sin hijos. Abatir los asientos posteriores y conseguir un mayor espacio de carga es tremendamente sencillo, pudiendo optar por ampliar dicha zona de manera asimétrica para utilizar, si lo deseamos, una o hasta dos plazas posteriores. Curiosamente el Serie 1 permite también abatir únicamente la zona central del respaldo posterior, con lo que se puede llevar un objeto bastante largo sin renunciar a un buen acomodo para cuatro ocupantes.
 
BMW Serie 1, parte posterior
 
Además del comentado problema en las plazas posteriores derivado de la presencia del túnel de transmisión, la propulsión posterior también limita el espacio en el maletero y obliga a tener un buen reparto de masas, por lo que la rueda de repueto en el Serie 1 se sustituye por un kit antipinchazos y, además, se ubica la batería bajo el piso del maletero para conseguir un buen reparto de masas que permita un comportamiento suficientemente neutro en busca de ofrecer eficiencia y la máxima seguridad activa.
 
 

 

 
Otros contenidos de la prueba del BMW Serie 1:
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
877117
Publicado el: 22/05/2012
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!