estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Naturalmente estable

Si mal no recuerdo, en algún sitio he visto definida a la democracia como la tiranía de las masas, me recuerda ello al anuncio de la hipoteca remunerada, cuya enumeración de antónimos unidos para definir un mismo elemento resulta, cuando menos, muy acertada. Pero volvamos a nuestras masas, y es que éstas tienen la mala costumbre de hacer invisibles a los individuos, de tal suerte que igual vale la opinión de un experto que de un profano, y no importa el tema al que nos estemos refiriendo.

Viene esto a cuento porque, en el mundo del automóvil, el astuto caballero don dinero ordena y manda sobre las decisiones empresariales, y el gusto de las masas es analizado con detalle en los diferentes departamentos de las marcas para ofrecer lo que más se pide y rechazar lo que menos se reclama porque, para ganar dinero, lo deseado siempre está por encima de lo bueno.

Sabedor de los expresados antecedentes acudí hace algún tiempo a la presentación de un nuevo Modelo supuestamente bien cualificado por cuanto a aptitudes en carretera. Un colega de profesión preguntó por la posibilidad de incluir el Control de Estabilidad en su equipamiento –no se ofrecía ni como opción en el momento del lanzamiento-. El interlocutor de la Marca, muy digno, estiró el cuello, carraspeó, movió los papeles e, intentando ocultar la molestia producida por la pregunta, respondió algo similar a: “nosotros hacemos coches naturalmente estables, no utilizamos elementos para ocultar

sus posibles defectos”. Había salido del apuro con un órdago a grande y, aunque otros no se acuerden, yo sé de qué vehículo se trataba, y hoy no sólo cuenta con Control de Estabilidad, sino que hace alarde del mismo siempre que puede. Y es la aparición de este sistema la que me ha llevado a todo lo anterior porque la tracción total supone un avance increíble desde el punto de vista de la seguridad pero, siendo más cara y estando menos valorada que un sistema de estabilidad ¿a quién le importa? A mí que, aun acordándome de aquel suceso, me gustan todavía los coches naturalmente estables.

Visitas: 2661
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
elemento enviar consulta
Nuevo buscador de coches