estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Rafa Nadal vs. Sébastien Loeb

Loeblegiondehonor1.jpg

Según se cuenta no hay nada más difícil que triunfar en tierra propia -es algo que desconozco, jamás triunfé ni en tierra propia ni en ajena- En mi opinión, esta afirmación se hace más real, y también más antipática, en España donde, además de resultar francamente complicado hacerse con el reconocimiento de los compatriotas, basta cualquier pequeño tropiezo para que quienes te auparon a lo más alto renieguen tres veces -o más- de tí.

Este mismo fin de semana lo he visto en persona mientras contemplaba la imprevista derrota de Nadal en Roland Garrós. Expresiones como "pero corre", "cámbiale la bola al otro lado", "si es que ya estás terminado"... o tonterías del mismo tipo dichas por quienes sólo han visto una raqueta de lejos y piensan que saben jugar al tenis, alcanzaron a llegar a mis incrédulos pabellones auditivos. Sinceramente, estuve pensando toda la tarde en lo poco que sabe la gente reconocer los esfuerzos ajenos y lo mucho que se empeña en decir a los demás que los esfuerzos propios son ímprobos.

En Francia es diferente. Es cierto que pecan de chovinistas -exaltación exagerada de lo nacional frente a lo extranjero, según lo define el diccionario-, pero da gusto contemplar escenas como la vivida el pasado 27 de mayo, cuando el propio Presidente de la República, Niclosás Sarkozy, impuso la Insignia de Caballero de la Legión de Honor a Sébastien Loeb.

LoebLegiondehonor2.jpg

Claro, ha conseguido ya cinco campeonatos del mundo de rallies y va para el sexto, pero lo que realmente me agrada es saber casi con toda seguridad que seguirá siendo admirado cuando deje de ganar. Nada de decir que está Acabado -como se dijo por ejemplo con Carlos Sainz cuando "sólo" hacía segundos puestos por detrás del propio Loeb- solamente se acordarán de lo extraordinario que fué como piloto.

Me encanta nuestro país, no lo cambiaría por nada del mundo, pero sé ver las miserias propias y las virtudes ajenas -bueno, se me da mucho mejor con mi país que con mi propia persona- y me gustaría poder compartir con la mayoría de la gente algunas verdades que suelen tomarse por estupideces. Me gustaría decir claramente que Carlos Sainz ha estado -y está- entre los mejores en cualquier competición que haya participado, que Sete Gibernau es, sobre todo, un fenómeno capaz de haberle puesto las cosas muy duras a Rossi, o que Alonso sigue siendo de los mejores independientemente del rendimiento de su mecánica.

Lamentablemente, es más habitual escuchar que Carlos Sainz está tocado por la mala suerte, que Sete tiene querencia por el asfalto o que Alonso dejó de ser tan bueno cuando se encontró con Hamilton. Aun así, aquí va mi apoyo a estos espectaculares deportistas y a otros que, como Arancha Sánchez Vicario o Raúl, merecieron las mejores alabanzas y recibieron -o reciben- las mayores críticas. No soy deportista profesional, pero si hubiera hecho en alguna ocasión la mitad que cualquiera de estos u otros -ya olvidados- deportistas españoles, estaría orgulloso, MUY orgulloso, de haber hecho algo importante.

Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
elemento enviar consulta
Nuevo buscador de coches