estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Un día de trabajo

No prometo nada, a estas alturas pocos me creeríais, pero es posible que esta sea la primera de muchas entradas realizadas a modo de diario. Podríamos decir que se corresponde con el 15 de marzo del 2010 a pesar de escribirlo el 16, y es que todavía no he encontrado el modo de sacarle más tiempo al día, no me agobiéis ya, que escribiré cuando pueda... si puedo, ;)

El día ha comenzado pronto, no más allá de las seis de la mañana, momento en el cual ya estaba yo preparando los trastos para viajar a Florencia, a la presentación del Volkswagen Touareg. Siendo la cita a las 9 de la mañana en el aeropuerto podría haber menos, igual que podría haber preparado antes la maleta o haberme dedicado, como pretendían mis progenitores, a ser un hombre de provecho maletín en mano y billetera llena. Quizás en la próxima vida.

En algo más de dos horas nuestro avión tocó tierra en el aeropuerto italiano, de pistas cortas, a tenor de la tremenda retención efectuada por el piloto justo después de aplastar de golpe las ruedas contra la pista. No es que tuviéramos un accidente, sólo que el aterrizaje fue más brusco de lo habitual.

A escasos kilómetros del aeropuerto se situaba el hotel que hacía de base de operaciones. Debo reconocerles a estos alemanes su capacidad organizativa así como el tremendo despliegue que realizan en todos estos eventos. Claro que alguno de mis colegas piensa que quizás sean excesivamente cuadriculados, pues independientemente del lugar donde se realice el evento tienen por costumbre trasladar desde Alemania a todo el personal, al mobiliario e incluso también el propio catering, y si habéis tenido oportunidad de probar la comida alemana sabréis que eso no puede ser una buena señal. Máxime cuando, a pesar de estar por ejemplo en Italia, se olvidan de poner pasta italiana en favor de comidas "más elaboradas".

Tras una, afortunadamente breve, rueda de prensa, nos ofrecieron elegir entre realizar una ruta de una hora con la Versiónbrida en tráfico urbano o comer. Pablo Mallo, hijo del reputado Alberto Mallo e igualmente excelente compañero, me obsequió con su compañía en esta presentación que, como buenos profesionales, comenzamos con la ruta urbana antes de comer... ¡y en qué momento!

Florencia, que lo sepáis, es un caos circulatorio al mediodía. A decir verdad, más que un caos es una trampa. Moverse cien metros requiere paciencia, dejar pasar a las mil motos que, quiera uno o no quiera pasarán igualmente, más paciencia, no dejarse avasallar en exceso, algo más de paciencia, comentar la jugada con el compañero y, con otro poco de paciencia, recorres el último tramo de la primera etapa de varios kilómetros.

Velocidad media 12 km/h, tiempo empleado más de dos horas, recorrido realizado menos de treinta kilómetros; conclusión, el Touareg híbrido, como cualquier otro coche en el mundo, es un coñazo para circular por una ciudad en la que no cabe ni un alfiler más. Por otra parte, el confort es elevado, el cambio automático imprescindible para el caos circulatorio, el acoplamiento de motor térmico y eléctrico inapreciable en movimiento y más audible en parado, y el funcionamiento del sistema start&stop muy rápido. Pero no hay milagros, el Volkswagen Toaureg híbrido, sometido a esta tortura, flirtea con los 18 litros de media sin ningún rubor.

De vuelta a la base nos esperaba una comida tardía y la Versión V6 TDI de 240 CV de potencia con cambio automático de ocho relaciones -único que estará disponible en toda la gama de esta nueva generación del Touareg-. En un recorrido que se me hizo más corto a mí que a Pablo debido a que él conducía mientras yo le amenizaba con ciertos sonidos guturales producidos en mi adormilamiento, llegamos a la zona off-road; un pequeño recorrido en el que lo más llamativo era la presencia del Touareg -porque así lo llaman, no porque lo parezca- con el que Carlos Sainz se impuso en el Dakar y del primer Volkswagen de tracción total.

Posiblemente, si hubiéramos caído en encender las cámaras interiores que ayudan en las maniobras de todoterreno, habríamos sentido algo más de emoción al realizar la ruta, posiblemente. Con bajadas relativamente pronunciadas, pocas -ninguna- zona complicada y el tradicional aunque siempre impresionante cruce de puentes, nos dimos por satisfechos para saber que el Volkswagen Touareg es, como la inmensa mayoría de estos vehículos, capaz de pasar por zonas a las que la inmensa mayoría de propietarios no lo llevarían ni por obligatoria prescripción médica.

Llegamos al hotel pasadas las seis de la tarde, recibiendo allí instrucciones de estar en la rueda de prensa a las siete. Intento -fallido- de conexión a internet, utilización imperiosa del baño,  llamada a casa, ducha rápida y llegada tardía a la rueda de prensa. Con datos de mercado, alabanzas del nuevo vehículo, visionado de vídeos y bienintencionadas expectativas de mercado, la rueda de prensa dio paso a una entrevista exclusiva con el Jefe de producto y a la cena, que hube de dejar antes que el resto para editar el vídeo e intentar ofreceros, lo antes posible, la información del Touareg. Una jornada, por otra parte, de lo más habitual en esta intensa pero increíblemente atractiva profesión de periodista del motor.

 Y aquí está el resultado de acostarme poco antes de la una de la madrugada; el primer vídeo sobre la presentación del nuevo Volkswagen Touareg

Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
elemento enviar consulta