estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Ocupado y ocupaciones

Lo sé. He tenido el blog bastante abandonado últimamente. Espero que podáis perdonarme y que, quienes hayáis enviado consultas, os hayáis sentido atendidos -he respondido directamente en muchos casos en vez de a través del blog. Si habéis preguntado algo y todavía no habéis recibido respuesta os ruego insistáis en vuestras preguntas, mi correo está un poco colapsado y temo que alguna se me haya quedado extraviada-. El caso es que entre la renovación de MotorGiga, el Salón de Ginebra y los diversos eventos a los que he acudido, el tiempo se me ha esfumado. Intentaré compensaros.

Volvo S80 2009

Estoy ahora mismo aprovechando el tiempo de viaje entre Niza y Madrid. ¿Que a qué he ido a Niza? Pues a ver las novedades del Volvo S80 que, a pesar de no haber cambiado en exceso exteriormente, ha recibiso variaciones de relativa importancia en el chasis y en la mecánicas de gasóleo. De estos cambios podréis ver vídeos y noticias en MotorGiga, yo os hablaré aquí de algo menos mundano e infinitamente más enriquecedor para los amantes de los automóviles -por favor, no me malinterpretéis, el Volvo S80 está bien, conste- El tema es que os quería hablar de la curiosa experiencia con la que nos regalaron los responsables de Volvo en la cena; una visita a la colección de automóviles de Rainiero de Mónaco.

Además de las decenas de coches de todas las épocas que había repartidos por las instalaciones, nuestros anfitriones colocaron tres automóviles con el emblema de Volvo en el centro de la sala. Se trataba de tres cupés de diferentes épocas, y a mí me llamó especialmente la atención el 1800. Como Volvo 1800 quizás no le suene a nadie, pero si decimos que es el coche que hizo famoso Roger Moore en la serie El Santo entonces quizás lo entenderéis mejor.

Como orador de excepción, el responsable del Heritage de Volvo nos explicaba las diferencias de los modelos expuestos así como de sus particularidades. Os dejo aquí unos link para que, si tenéis curiosidad, sepáis más de cada uno de ellos:

Volvo P1800

p1800.jpg

Volvo 262

262C.jpg

Volvo 780

780.jpg

Ninguno de ellos pertenece realmente a la colección de Rainiero, aunque lógicamente Volvo los trajo para poder hablarnos de ellos además de tener la oportunidad de disfrutar con los muchos otros modelos presentes. No sabría decir qué vehículo me llamó más la atención. Había Facel Vega, Bugattis, Porsche (sólo un 928), un Citroën Oruga de la guerra y hasta el mismísimo Ferrari de Nigel Mansell (sí, el de la F1)

La cena la tomamos allí mismo. Rodeados de parrillas y radiadores de casi un metro de alto, estatuillas del espíritu del éxtasis, emblemas del prestigio de Bugatti o Hispano Suiza. Lo mejor, no obstante, fue que el responsable de la herencia de Volvo se sentó enfrente mío y tuve oportunidad de charlar con él durante toda la cena. Mejor aún, me dió su teléfono y su mail y me repitió una y otra vez que me pusiera en contacto con él tantas veces como quisiera. Como gran enamorado de los automóviles soy muy afortunado por tener la profesión que tengo. Espero que vosotros podáis disfrutar de ella al menos algo a través de lo que escribo, con ello me sentiré satisfecho.

Etiquetas: Volvo, historia, novedades, s8
Visitas: 4558
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
elemento enviar consulta
Nuevo buscador de coches