estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Seguridad, un mínimo irrenunciable

Un mercado cuyas exspectativas a final de año se mueven en un total de entre 600.000 y 700.000 unidades cuando hace unos años llegaba a superar 1,5 millones es, decididamente, un mercado herido. Dicen los cazadores que un animal herido es peligroso, y digo yo que un mercado herido también lo es. El difícil entorno general hace que algunos participantes intenten romper la baraja con opciones que, siendo bien acogidas por el público, pueden resultar lesivas para el mercado en general por lo que suponen de retrocesos en aspectos que costaron décadas en conseguir. Parto de la base que estoy absolutamente a favor de ofrecer precios cada vez más contenidos, pero el básico a ofrecer ha de incorporar determinados mínimos que, caso de no cumplir, suponen un peligro en cuanto a expectativas no cumplidas pero, sobre todo, en cuanto a la seguridad general y al futuro del propio mercado.

Airbag


Ha costado mucho convencer a los usuarios de la importancia de apostar por la seguridad activa y la seguridad pasiva, incluyendo en dicho coste el sobreesfuerzo económico que requiere la incorporación de determinados elementos o la existencia de un mínimo en cuanto a seguridad. Las marcas, de un modo generalizado, han ido incoporando elementos que si antaño estaban presentes únicamente en los coches de lujo se convirtieron en prácticamente imprescindibles en cualquier vehículo... hasta ahora. A día de hoy los airbag de todo tipo, los sistemas como el control de tracción, el control de estabilidad, los habitáculos con deformación programada o el cuidado diseño del conjunto para la obtención de un buen resultado en diferentes pruebas de choque son, en general, elementos que se dan por supuestos en cualquier vehículo nuevo. Pero no todos los vehículos nuevos lo cumplen.
 
 


Estamos en un mercado enfermo, herido casi de muerte por el virus de la crisis, reflejo fiel de un momento que marcará un antes y un después en la historia de la economía mundial. Una situación así es también una oportunidad para muchos, incluyendo aquellos que aprovechan la debilidad monetaria del comprador para realizar ofertas tentadoras que esconden aspectos no deseados. En el mercado del automóvil estas ofertas pasan por cumplir con la apariencia dejando de lado apartados tan imprescindibles como la seguridad.
 
 


No, no estoy de acuerdo con la política de precios bajos a costa de la seguridad. El cliente es muy libre de elegir el modelo que desee con el equipamiento que más le guste, pero si dejamos que piense que la seguridad es prescindible estaremos echando piedras contra nuestro propio tejado, pues dejamos las puertas abiertas a la presencia de competidores que, igualmente, podrán ofrecer coches aparentes sobre una base insegura. No se trata de protejer un modelo económico sin más, se trata de dar un mínimo de cobertura a unos usuarios que podrían llegar a dejar de lado a las marcas preocupadas por la seguridad en favor de otras que sólo piensan en las ventas. 
 
 


Algún compañero me ha comentado en alguna ocasión que la prueba EuroNCAP no tiene por qué ser el medidor real de la seguridad de un vehículo. Puede ser, pero los modelos que logran buenos resultados en la misma los obtienen también en otras, mientras que si fallan en ella suelen al mismo tiempo fallar en otras diferentes. Sea como fuere son al menos una buena muestra comparativa y sirven para que los usuarios se hagan una idea real de la seguridad que pueden esperar de uno u otro modelo. ¿Quieres comprar un buen coche a un precio razonable? Comprueba primero su resultado en pruebas de choque (EuroNCAP u otras) y, si no es satisfacorio, te recomiendo que optes por otro modelo. Se nos llena la boca diciendo que lo más importante es la seguridad mientras dejamos que nuestro coche lleve neumáticos gastados o circule con graves problemas porque cuesta mucho arreglarlo. Supongo que hay veces que no queda otro remedio, pero yo tengo claro que la seguridad de mi familia es lo primero, yo apuesto por unos mínimos irrenunciables, ya sea con un coche nuevo o con el mantenimiento de un coche usado.
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
elemento enviar consulta