estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Haz lo que yo diga pero no lo que yo haga...


Hola gente. Sí, es cierto, hace siglos que no escribo nada personal. ¿No os había dicho ya que soy un impresentable? Bueno, ahora puedo escribir porque, a pesar de estar de camino a una presentación -podéis tenerme envidia, voy a conducir el Golf R y Scirocco R que se presentan en circuito-, los organizadores han tenido la excelente idea de llevarnos en AVE. De este modo la inmensa mayoría de los asistentes estamos cómodamente sentados en butacones, con el ordenador encendido, enchufados a la red, y trabajando... esperad... no... ha habido un pequeño cambio. Parece ser que han traído el desayuno y un 90% de los compañeros han hecho un trueque ordenador/bandeja-desayuno. Está claro que esto de dedicarle tiempo a internet sólo es bueno para mi dieta.





En fin, que como salíamos a las ocho de la mañana de Atocha y habíamos quedado a las 7:30 me ha tocado madrugar y circular por la ciudad a horas de poco tránsito. Así, he pasado por el antiguo matadero, reconvertido ahora a no sé qué del ayuntamiento. En frente está el parking de vehículos, que dispone de un semáforo propio coordinado con otro ubicado en la calle para que, parando al resto del tráfico, los coches oficiales puedan salir con seguridad. No tengo nada que objetar, pues la seguridad ha de ser una prioridad. El problema es que he sido testigo de cómo uno de dichos vehículos oficiales asomaba un poco el morro para comprobar el tráfico. Su semáforo estaba puesto en rojo pero ha avanzado lentamente para comprobar si venían coches. Otro poquito más, otro poquito más y... tachán! semáforo sobrepasado, vehículo oficial cruzando los cuatro carriles de la calle y problema resuelto; nadie ha tenido que parar.

Mal vamos si esto ocurre. Curiosamente, la situación de hoy me ha recordado a otra en la que, parado delante de un edificio oficial, comprobé como otro vehículo oficial realizaba un cambio de sentido totalmente prohibido para, saliendo del parking, poder incorporarse más rápidamente a una calle a la que de otro modo habría tardado bastante más en llegar. Se me había olvidado, no es que el edificio oficial fuera excesivamente importante ni que los usuarios del vehículo oficial -que iban dentro- tuvieran algo que decir sobre nuestros gobernantes, se trataba "sólo" del Tribunal Constitucional.


Bien, parece que lo de predicar con el ejemplo es algo poco útil cuando se trata de estamentos oficiales, no hace falta que lo haga nuestro insigne presidente, no parece que se aplique a los conductores de vehículos oficiales ni aunque lleven dentro al propio Director de la DGT, y no tienen por qué hacerlo siquiera los jueces del Tribunal Constitucional. Nosotros sí, que para eso pagamos todos sus sueldos y pedimos sin éxito mayor educación vial y menor represión. Lo sé, estamos equivocados, toda la disminución de accidentes se ha debido, desde siempre, a la excelente política represiva. No ha existido ningún descenso de fallecidos por la mejora en la seguridad de los vehículos, el ABS, el control de estabilidad, la profusión de airbags, todo eso queda para los forofos del automóvil. Ilusos bienintencionados que no saben lo peligrosísimo que es circular a 140 km/h en vías rápidas.

Visitas: 4064
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Ver coches de segunda mano
elemento enviar consulta
Nuevo buscador de coches