Viernes - 30.Julio.2021
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Historia de la marca TROJAN

Marca británica que se recuerda por sus automóviles de características insólitas y anticonvencionales, no carentes de defectos, pero apreciados durante varios años por una numerosa clientela.

El primer Trojan, denominado Utility, llevaba un motor monobloque de dimensiones cuadradas, de 2 tiempos y 2 cilindros desdoblados, que en los prototipos construidos entre 1910 y 1913 iba alojado verticalmente entre los asientos. Sin embargo, la fabricación propiamente dicha de este modelo no se inició hasta 10 años más tarde, siendo encomendada a la Leyland. En los Utility de serie, el motor se encontraba debajo de los asientos delanteros y el movimiento se transmitía al eje trasero (sin diferencial) mediante un cambio epicicloidal de 2 velocidades con marcha atrás y una cadena simple. El capó delantero ocultaba solamente el depósito de combustible. Otra particularidad era el empleo de ruedas de caucho macizas, mantenidas hasta 1929 (los neumáticos solamente se ofrecían como opción), ya que se consideraba que las suspensiones en cantilever de las 4 ruedas eran suficientes para un buen confort de marcha. Su motor, de 1,5 l, era muy elástico y suministraba una potencia casi constante en un amplio intervalo de utilización, comprendido entre 400 y 1.200 rpm. El Utility podía superar prácticamente cualquier pendiente, pero su velocidad máxima era solamente de 60 km/h y su aceleración muy baja. A pesar de sus defectos y limitaciones, el Trojan tuvo una gran difusión, sobre todo en la versión de furgón. La Leyland construyó unos 15.000 ejemplares hasta 1928, año en que la producción fue trasladada a los talleres Trojan de Croydon, cerca de Londres.

El sector de vehículos comerciales de la empresa continuó prosperando, mientras que el de los coches, a pesar de algunas tentativas por modernizar la producción, tuvo peor suerte. En 1931 apareció la nueva berlina de 2 puertas RE, con ruedas de radios, guardabarros de tipo de bicicleta, motor trasero y cambio de 4 marchas. El arranque eléctrico seguía ofreciéndose como opción; otro defecto consistía en la ausencia de frenos en las ruedas delanteras, que ni siquiera aparecieron en las últimas versiones de 1936.

En 1934 apareció un torpedo colonial, que volvía a proponer la antigua disposición del motor debajo del piso, y en el año siguiente el modelo Mastra con motor trasero de 6 cilindros y 2 tiempos, cambio sincronizado de 3 marchas y frenos delanteros Girling accionados por tirantes. De este último modelo sólo se construyeron 2 prototipos, y en octubre de 1936 la empresa de Croydon anunció su intención de dedicarse solamente a la fabricación de vehículos comerciales ligeros.

A continuación, la Trojan construyó una gran variedad de productos (motores marinos, sierras, scooters e incluso camas de camping y tiendas de oxígeno) y, durante cierto tiempo, importó asimismo scooters Lambretta. A principios de los años sesenta se produjo un retorno a la fabricación de automóviles con los deportivos Elva y los trioiclos Heikel con licencia alemana. Finalmente, en 1973 la Trojan construyó un automóvil de carreras para la Fórmula 5000, dotado de motor Chevrolet y proyectado por Ron Tauranac, que se adjudicó su primera victoria en Mallory Park, en mayo de aquel mismo año, conducido por Keith Holland. De esta primera realización deportiva, la marca pasó a la construcción de un vehículo de Fórmula 1, que no llegó a ultimarse, pues la iniciativa fue abandonada en noviembre de 1974.



Etiquetas: T
Visitas: 1865
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Nuevo buscador de coches