Sábado - 28.Noviembre.2020
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Historia de la marca WINTON

Antigua empresa estadounidense fundada hacia 1890 en Cleveland (Ohio) para la fabricación de bicicletas y luego destinada a la construcción de automóviles, sector en el que se impuso a partir de 1897. Se recuerda sobre todo por haber sido una de las primeras empresas norteamericanas que pusieron en el mercado automóviles fabricados en serie y la primera en haber participado oficialmente en una carrera europea.

El fundador y titular de la firma era Alexander Winton, ingeniero naval escocés emigrado a Estados Unidos en 1879. Tras haber desarrollado varias actividades, consiguió crear cierto patrimonio construyendo bicicletas y pronto se orientó hacia la naciente industria automovilística. Como coronación de diversas experiencias, presentó en 1897 su primer coche, con motor monocilíndrico y bastidor de madera, que podía superar 50 km/h.

Gracias a su elevada velocidad para aquellos tiempos, ese primer modelo denotó las intenciones deportivas de su constructor, que se pusieron de manifiesto en 1900 cuando un Winton tomó parte en la primera edición de la Copa Gordon Bennett. Para dicha carrera, Alexander Winton realizó un gran monocilíndrico, de casi 41, que condujo él mismo, aunque sin éxito.

La producción de serie continuó con el modelo monocilíndrico inicial, al que en 1901 se unió un gran bicilíndrico caracterizado por un sistema de distribución con las válvulas de admisión dotadas de accionamiento neumático. En realidad, Winton ya había puesto a punto en aquella época un motor de 4 cilindros en línea, pero consideró prematuro montarlo en sus automóviles de serie. En cambio, empleó este motor para los automóviles de competición, a los que volvió en 1903. Los Winton de carreras fueron denominados Bullet y participaron en las pruebas norteamericanas más importantes de aquella época. Si bien en su país consiguieron obtener buenos resultados, en Europa volvieron a desilusionar. Dos Bullet participaron aquel año en la Gordon Bennett, uno con motor de 4 cilindros y el otro dotado incluso con uno de 8 cilindros y 17 l, pero no finalizaron la carrera.

El modelo de 4 cilindros fue adoptado en la producción de serie en 1904, cuando Winton consideró que tenía que renovar substancialmente su propia gama de turismo. Así, aparecieron 3 nuevos modelos, con potencias comprendidas entre 15 y 40 CV, los cuales inauguraron el nuevo estilo, basado en el lujo y en la construcción cuidadosa, que caracterizó a los sucesivos Winton. Los coches de 4 cilindros experimentaron un progresivo aumento de su cilindrada, que condujo al modelo mayor a rozar los 6 1 en 1907. Además de esto, fueron aportadas nuevas mejoras a todos los componentes mecánicos, sobre todo al cambio de velocidades que, de las 2 relaciones de los primeros modelos, fue dotado de 3 y luego de 4 marchas.

En 1908 se presentó el primer modelo de 6 cilindros, con motor de tipo tribloque y distribución, como en todos los coches precedentes, con válvulas de admisión neumáticas. En el año 1909 apareció un segundo tipo de 6 cilindros, de 9.500 ce, automóvil imponente y de precio muy alto.

Los Winton habían entrado ya en el restringido ámbito de los automóviles de gran lujo y hasta 1915 se contaron entre los productos más prestigiosos de la industria automovilística norteamericana. Sin embargo, posteriormente su fama comenzó a resentirse de cierto estancamiento en la obra de proyecto y renovación, indispensable, salvo casos muy raros, para cualquier complejo industrial. En efecto, los Winton permanecieron prácticamente sin cambios hasta 1920, volviéndose anticuados a los ojos del público.

Para recuperar la empresa, en 1921 fue realizado un automóvil completamente nuevo, cuyas diferentes versiones llevaron la denominación de serie 25. Se trató de un modelo de indudable prestigio, pero, a pesar del evidente intento por romper con los esquemas de los vehículos anteriores, Winton no consiguió desvincularse de ciertos arcaísmos técnicos, como el motor, que aún poseía los 6 cilindros fundidos en bloques de dos, y estéticos, como las ruedas, del tipo de disco, particularmente pesadas y en contraste con las líneas ligeras y elegantes del automóvil (solamente más tarde fueron adoptadas ruedas de radios). Además, su alto precio le restó toda posibilidad de éxito comercial.

En 1924, Winton abandonó la producción de automóviles para dedicarse a los motores Diesel para usos marinos.



Etiquetas: W
Visitas: 1495
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Nuevo buscador de coches