Domingo - 16.Junio.2024
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Historia de la marca REO

Marca norteamericana de automóviles fundada en 1904 en Lansing (Michigan) por Ransom Eli Olds. Reo no es más que la sigla compuesta por las iniciales del nombre de su fundador. En 1897, Olds constituyó la Olds Motor Vehicle, que luego se convirtió en Oldsmobile y de la cual se apartó en 1904 para fundar la Reo Motor Car.

La producción de la nueva empresa comenzó con 2 modelos distintos, dotados de motores de 1 y 2 cilindros, respectivamente. El tipo monocilíndrico tenía una potencia de 8 CV y podía alcanzar una velocidad máxima de 45 km/h. El motor iba colocado en posición horizontal en el centro del vehículo, debajo de los 2 asientos. A pesar de ello, disponía de un elegante capó delantero, naturalmente falso y con funciones exclusivamente estéticas. Su precio era de 685 dólares. Mayor y más rápido era el modelo bicilíndrico, que podía superar 60 km/h y transportar 5 personas.

En ambos casos se trataba de automóviles sencillos y económicos, pero eficientes. Su mejor cualidad consistía en su bajo consumo de combustible. En 1907, un Reo monocilíndrico ganó una larga carrera de consumo.

Aparte de una poco afortunada tentativa de lanzar al mercado un modelo de 4 cilindros (1906), la marca concentró su actividad durante más de 5 años en los 2 modelos antes mencionados, que permanecieron perfectamente en el mercado hasta 1910. En 1911 se registró el primer acto de un proceso de renovación que, en poco tiempo, condujo a la total substitución de los antiguos modelos. En aquel año apareció el Reo the Fifth, un coche de 4 cilindros de clase media (3.700 ce) con distribución por válvulas superpuestas y cambio de velocidades de 4 marchas. A éste le siguió un modelo de 6 cilindros, también con distribución por válvulas superpuestas, que permaneció en catálogo hasta 1920. De una modificación del mismo surgió en 1921 el modelo T, de 5.000 ce, que, gracias a su línea agradable, a sus buenas prestaciones y a su precio reducido (1.500 dólares), tuvo un gran éxito.

En 1927 se produjo otra renovación de la gama con la aparición del Wolverine, automóvil popular con motor Continental, y el Flying Cloud, que substituyó al ya superado T. Al igual que este último, poseía un motor de 6 cilindros, pero con distribución por válvulas monolaterales en vez de superpuestas. El Plying Cloud disponía además de frenos hidráulicos en las 4 ruedas (primera solución de este tipo en la Reo) y cambio de 4 marchas.

A partir de los años treinta, la marca se orientó hacia automóviles de clase superior y, posiblemente, esta decisión, junto con la crisis económica general de aquella época, llevaron la empresa a la quiebra. En efecto, en 1931, se lanzó una nueva versión del Flying Cloud con motor Continental de 8 cilindros en línea y, poco después, apareció el pretencioso Custom Royale de casi 6 1, disponible también con cambio automático.

Ambos modelos tuvieron poco éxito y la Reo se vio obligada a poner en el mercado, a un precio de sólo 850 dólares, una versión berlina muy simplificada del Flying Cloud. Pero, desgraciadamente, esta maniobra comercial no produjo los efectos deseados, y en 1936 la suspensión de la actividad fue inevitable. Absorbida posteriormente por la White Motor Co., la Reo fue destinada al sector de los vehículos industriales.



Etiquetas: R
Visitas: 18507
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Nuevo buscador de coches