Viernes - 18.Septiembre.2020
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Fiat 124: historia

Por Miguel Galán

En los años 60 el gigante italiano Fiat contaba en su catálogo con tres berlinas de diseño americanizado con los que cubrían gran parte de las necesidades de los europeos en cuanto al transporte. Estos eran los Fiat 1100D / 1100R, los 1300 / 1500 y los 1500L / 1800 / 2300. En cualquier caso eran modelos viejos y que tenían la característica de estar diseñados bajo el paraguas de la inspiración americana que recorrió Europa tras la segunda guerra mundial. Sin embargo las dificultades económicas que atravesaban gran parte de los países europeos unido al creciente antiamericanismo obligó a (gran parte de) los fabricantes europeos a adaptar su oferta a las exigencias de una creciente clase media cada vez más interesada en la adquisición de un vehículo. Con estas premisas, Fiat volvió a contar con el diseñador Dante Giacosa para repetir el éxito de los Fiat 600 y 500 pero a escala de berlina media. Fue así como nació el Fiat 124 y por ende el Autobianchi A111, el Seat 124, el Seat 1430, el Lada Žiguli, el Premier 118, el Pinin-Fiat, el Tofaş Murat…

Cuando el Fiat 124 fue presentado en 1966 tenía un posicionamiento comercial que podía catalogarse incluso de extraño dentro de la gama Fiat porque tenía un tamaño de 4’03m que lo asimilaba al los Fiat 1300 / 1500 que siguieron fabricándose hasta que fueron sustituidos en 1967 con el Fiat 125. Sin embargo, el nuevo Fiat 124 tenía algo dos características muy importantes que fueron clave en su éxito comercial: diseño “nuevo” y precio ajustado.

A diferencia de los Fiat 1300 / 1500, el nuevo Fiat 124 tenía un diseño mucho más limpio y simple, sin estridencias ni adornos superfluos y en el que cada trazo de su carrocería respondía a una necesidad funcional. Las líneas maestras que dibujaban la carrocería del Fiat 124 podían recordar ligeramente a las del Fiat 1100R pero sin tantas redondeces. El Fiat 124 era más cuadrado porque esto le hacía más económico de producir.

El frontal del Fiat 124 estaba presidido por dos grandes faros visualmente unidos por una parrilla cromada. Bajo los faros principales se encontraban los pilotos cuadrados para las funciones de intermitente y luz de posición. Los paragolpes eran cromados y sin ningún tipo de dibujo ni adorno, lo que reducía también su coste de fabricación. La vista lateral del Fiat 124 podía recordar a dos modelos ya conocidos. Por un lado los trazos generales eran una evolución de los del Fiat 1100R pero el diseño de las puertas lo acercaba más a los Fiat 1300 / 1500 aunque esto quizás sea debido a la similitud en su tamaño más que a otra cosa. Sin embargo la mayor simplicidad en el diseño del Fiat 124 se mostraba en su parte trasera: todos los trazos eran rectos, los pilotos tenían una forma rectangular y no había ningún tipo de adorno, ni siquiera un asidero para abrir la tapa del maletero.

En cualquier caso la apuesta de Fiat por el nuevo 124 estaba clara y para evitar cualquier tipo de canibalización con otros modelos de la gama el fabricante optó por comercializar en pequeño Fiat 1100R con un motor de 1.089cc como opción más potente y retirar de forma progresiva del mercado al Fiat 1300 y dejar sólo al Fiat 1500 como alternativa prestacional y lujosa, habida cuenta de que los Fiat 1500L / 1800 / 2300 eran prácticamente inalcanzables para la clase media europea.

Tras estos ajustes en la oferta de Fiat, el 124 llegó al mercado en 1966 con una única carrocería de 4 puertas y un único motor de 1.197cc y 60cv y árbol de levas lateral (OHV) que transmitía su potencia al eje trasero a través de un cambio manual de cuatro velocidades (curiosamente el Autobianchi A111 lanzado en 1968 tenía tracción delantera).

Todo el plano mecánico del Fiat 124 atendía a una consideración “clásica” de motor delantero, tracción trasera, eje trasero rígido, muelles helicoidales, amortiguadores coaxilaes… Sólo había un detalle que denotase cierta modernidad: equipaba frenos de disco a las cuatro ruedas, lo que en los años 60 no era muy habitual ni siquiera en modelos de categorías superiores.

El Fiat 124 alcanzaba casi los 150km/h, aceleraba de 0 a 100km/h en 13’7 segundos y presumía de ofrecer un consumo medio en carretera de “sólo” 8 l/100km (actualmente, un Volvo S60 T3 con 150cv homologa 4’3 l/100km). Sin embargo había un detalle que muchos criticaron abiertamente tras las primeras pruebas: su depósito de combustible era de tan sólo 39l.

El diseño interior mantenía la misma austeridad que el exterior y es difícil describirlo ante los ojos del siglo XXI. El salpicadero mantenía la estructura ya estrenada en los Fiat 600: un desarrollo horizontal con el cuadro de mandos delante del conductor y los mandos de la calefacción en la parte central. En las primeras unidades no había ni consola ni guantera… La única “concesión” al diseño es que los radios del volante, con la dirección recta, continuaban visualmente la parte inferior del salpicadero (lógicamente no tenía ningún tipo de regulación). Otro detalle de austeridad extrema es que el cuadro de mandos contaba con el velocímetro analógico y luces de aviso incluso para el nivel de combustible.

Meses más tarde llegaría la carrocería familiar con el mismo diseño lineal que la berlina pero con unos desarrollos del cambio más cortos, ruedas más grandes y un depósito de combustible de 47l. También llegaron al mercado los 124 Sport tanto en carrocería cupé como descapotable pero contaban con identidad propia y con una evolución ajena a la de la berlina.

El Fiat 124 fue una revolución en todos los sentidos (estética, técnica, comercial…) y el año 1967 obtuvo el galardón de coche del año en Europa y para celebrar este premio Fiat introdujo algunas mejoras como la palanca de los limpias en la columna de dirección, claxon bitono, un salpicadero en color oscuro y diversos refuerzos en el chasis para mejorar la rigidez estructural.

En el año 1968 se introdujo el Fiat 124 Special reconocible exteriormente por su doble faro delantero, por la nueva parrilla y por las manillas de las puertas integradas en los paneles de las puertas. Todos estos detalles estéticos fueron “copiados” del Fiat 125, que se había lanzado un año antes como sustituto real de los Fiat 1300 / 1500 y que a pesar de su parecido estético con el Fiat 124 estaba construido sobre la base del Fiat 1500C y tenía una longitud total d 4’22m.

De puertas a dentro, en el Fiat 124 Special había una nueva instrumentación circular y una tapicería de mejor calidad. A nivel mecánico, esta nueva versión utilizaba el motor de 1.438cc y 70cv alimentado por doble carburador Weber, la suspensión y los ejes que ya utilizaban los modelos cupé.

En 1968 fue también importante para este modelo porque fue cuando se comenzó a fabricar en España bajo el nombre de Seat 124 sólo con el motor de 60cv, aunque posteriormente se introdujo el modelo Seat 1430 (catorce-treinta) como un modelo derivado del Fiat 124 Special pero con ciertos recursos estéticos de la última evolución del Fiat 125.

En el año 1970 se introdujo la primera actualización de los Fiat 124 con mejoras en su interior y pequeñas modificaciones en el diseño de la parrilla y de los paragolpes, que pasaron a incorporar los “topes” de goma. También hubo modificaciones en los frenos que pasaron a utilizar el sistema de doble circuito utilizado en el Fiat 125.

Esta actualización trajo también un nuevo modelo: el Fiat 124 Special T. Estéticamente era reconocible por su frontal diferente en el que los intermitentes pasaban a la parte exterior de las ópticas principales. En lo que respecta a la mecánica, el Special T equipaba el motor de 1.438cc potenciado hasta los 80cv gracias a la incorporación de doble árbol de levas. Este Fiat 124 Special T podía alcanzar los 165km/h.

Fue en 1970 cuando comenzó la fabricación del Fiat 124R comercialmente llamado Lada 2101 / 2102 destinado (en principio) para el mercado Ruso y cubano. A diferencia de lo que ocurrió con el modelo español Seat, el modelo ruso acumulaba hasta un total de 800 cambios en frenos, suspensión, bastidor

A lo largo del año 1972 comenzó la distribución de Fiat 124 con una nueva actualización estética reconocible por su parrilla delantera negra y por la estadarización de las manillas de puertas integradas de los modelos Special.

A nivel mecánico se modificó toda la oferta de motores debido principalmente a que el Fiat 125, con sólo cinco años de vida comercial, había sido sustituido por el mucho más moderno Fiat 132 y esto permitía al Fiat 124 equipar motores más potentes sin temor a solapar su oferta con la de modelos superiores. Con esta “libertad” para crecer hacia arriba el Fiat 124 comenzó a ofrecer bajo el capó los motores de 1.197cc – 65cv, 1.438cc – 75cv y el inédito 1.592cc – 95cv tomado directamente del Fiat 132 y que permitió al Fiat 124 superar la barrera de los 170km/h.

En 1972 comenzó en la Unión Soviética la producción del Lada 2013 que era básicamente un Fiat 124R maquillado de Fiat 125 o lo que quiere decir los mismo, la versión rusa del Seat 1430.

Estas modificaciones permitieron al Fiat 124 mantenerse vigente hasta que en 1974 fue sustituido por el Fiat 131 Mirafiori (nombre completo) que nada tenía que ver con el 124 ya que era más bien una reproducción a escala del Fiat 132. Sin embargo el Fiat 124 seguía teniendo vida en países como España o la extinta Unión soviética.

En España, el Seat 124 había recibido en 1973 un nuevo acabado LS con motor de 65cv y el modelo Seat 1430 comenzó a lucir detalles estéticos del Fiat 125 como los grupos ópticos y motores de hasta 118cv capaces de empujarlo hasta los 180km/h. Eso sí, su consumo homologado era de 13’5 l/100km. Posteriormente, a mediados del año 1975 se introdujo una profunda actualización del modelo que fusionó los 124 y los 1430 bajo una sóla familia y lo mantuvo vigente hasta el año 1980.

En la Unión Soviética sin embargo el Fiat 124R se continuó fabricando hasta el año 2012 bajo el paraguas de AutoVaz (Lada) y actualmente se fabrica aún en Egipto y también en Rusia, donde es ensamblado por la conocida empresa Ижевский машиностроительный завод famosa por fabricar los fusiles de asalto Kalashnikov.

Otros Fiat 124 con menor importancia fueron los fabricados por Premier y porTofaşpero su fabricación cesó ya en 1994 y 2001 respectivamente.

Y esta es la historia comercial de un vehículo que no nació para sustituir a ningún otro sino como respuesta a las nuevas exigencias de los mercados europeos y que al final de su vida comercial no tuvo una continuidad directa.

Etiquetas: fiat, fiat 124
Visitas: 24226
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Gestoría Online de Tráfico
Gestoria Online de Tráfico
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Nuevo buscador de coches