Lunes - 20.Mayo.2019
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Citroën C3 Pluriel: historia

Por Miguel Galán

Nadie puede negar que el Citroën 2CV fue un coche que entró en el corazón de gran parte de los europeos por su sencillez, fiabilidad y por su estética simpática y divertida. Lógicamente, tampoco se puede negar que los años pasan para todos y el Citroën 2CV había quedado más que obsoleto en todos los aspectos (mecánicos, ecológicos, de seguridad…). De hecho, cuando en 1990 cesó su producción se derramó más de una lágrima a lo largo y ancho de Europa. Para aliviar este baño de lágrimas, el fabricante Francés decidió relanzar el concepto del Deux Chevaux Vapeur pero convenientemente adaptado al siglo XXI.

Sobre la base de la primera generación del C3, Citroën lanzó en el año 2003 un curioso concepto de vehículo que buscaba rememorar tanto al ya nombrado 2CV como al Mehari, cesado dos años antes que el 2CV por los mismos motivos. Este nuevo producto recibió el nombre de C3 Pluriel, aunque en muchos mercados se le conoció directamente como Citroën Pluriel.

 

Este nuevo vehículo compartía bastidor, motores e interiores con los Citroën C2 y C3 pero estéticamente era un simpático descapotable de cuatro plazas. Esto era gracias a su gran techo de lona que podía no sólo plegarse por completo junto con la luneta trasera, sino que gracias a un (complicadísimo) juego de bisagras podía incluso esconderse en el maletero, lo que permitía al usuario incluso retirar los (pesadísimos) arcos laterales y convertir al Citroën C3 Pluriel en un descapotable al más puro estilo Spiaggina. El proceso de plegado de la capota era eléctrico y sencillo pero guardar el conjunto en el maletero y retirar los arcos laterales ya requería un poco de práctica…

 

El vehículo se ofreció a un precio realmente interesante. Sus precios partían de los 15.000€ (año 2003) a lo había que descontar las continuas ofertas de Citroën, lo que le situaba en una posición comercial claramente ventajosa frente a sus competidores, que además tenían un habitáculo más pequeño que el Citroën.

 

Aun siendo claramente identificable como miembro de la familia más pequeña de Citroën, el Pluriel presumía de una estética mucho más suave que la de sus hermanos C2 y C3. El frontal contaba con unos faros de gran tamaño y forma irregular que bordeaban al capó semicircular. No había rejilla superior y toda la ventilación del motor se encomendaba a la entrada de aire del paragolpes. La parte posterior contaba con un diseño muy simple en el que sólo destacaban sus extraños pilotos de “efecto Lexus”.

 

Quizás la parte más personal del coche era la vista lateral. Su gran altura, la suavidad de su diseño, la continuidad estética de sus líneas y la gran superficie acristalada le hacían inconfundible entre el tráfico. Además no contaba con ningún elemento decorativo u ornamental que pudiera despistar al observador. Quizás fue esta sencillez de líneas la que permitió al Citroën C3 Pluriel ofrecer una gama de colores que le convertía en un reflejo en Citroën 2CV si se elegía el modelo Chaleston, un reflejo del Citroën Mehari si se elegía en color naranja o incluso un elegante coche urbano si el comprador se decantaba por ejemplo por la carrocería azul en combinación el techo de color claro.

 

La gama de motores del Citroën C3 Pluriel era conocida por tratarse de bloques ya conocidos en otros vehículos del grupo PSA. La oferta comenzaba con el 1.4 de 75cv y contaba como tope de gama con el 1.6 de 109cv y cambio pilotado de cinco velocidades. En algunos mercados se ofreció también una variante “tranquila” del 1.6 con una potencia de 90cv. También se ofreció una motorización diésel 1.4 HDI de 68cv.

 

Como en cualquier Citroën, el grueso de las ventas del C3 Pluriel fueron las series especiales. En cualquier caso, ya fuera como equipo de serie u opcional, este pequeño descapotable podía contar con sensor de lluvia y luces, climatizador automático, cuatro airbags, cuatro elevalunas… Sólo el control de estabilidad tardó un poco en llegar y lo hizo como opcional.

 

El Citroën C3 Pluriel se benefició de una pequeña actualización a lo largo del año 2008 que ahumó sus faros y pilotos e instauró un logo Citroën más grande en su parte frontal. El resto del vehículo sólo se benefició de pequeños cambios en colores, tapicerías y diseño de llantas.

 

El Citroën C3 Pluriel se mantuvo vigente hasta que fue retirado a lo largo del año 2010, quizás cuando el fabricante ya tenía ligeramente proyectado el DS 3 Cabrio.

 

EL 2CV del siglo XXI fue un vehículo que obtuvo unas ventas interesantes en casi todos los mercados donde estuvo presente, aunque su mercado más importante fue el italiano donde llegó a arrasar en su segmento.

 

Realmente me parece que el Citroën C3 Pluriel debió existir porque ofreció una alternativa tan práctica como lúdica. De hecho, a pesar de que el grupo PSA cuenta con modelos como el ya nombrado DS 3 Cabrio, parece que el fabricante no ha tirado del todo la toalla y ha presentado recientemente el prototipo Cactus-M, lo que significaría el retorno del Mehari y, por qué no, también del Pluriel.

Visitas: 4227
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!