Lunes - 26.Octubre.2020
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Los compactos de Volvo - Parte 3-6 - Volvo 400

Por Miguel Galán

La serie 400 de Volvo fue de una de los productos más importantes del fabricante sueco, y no por su volumen de ventas, sino por las innovaciones que representó su lanzamiento.

Por un lado, el Volvo 400, a pesar de ser fabricando en los Países Bajos, en la fábrica de DAF, fue el primer compacto diseñado íntegramente por Volvo (los anteriores Volvo 66 y Volvo 300 eran proyectos de DAF). También fue el primer turismo de la casa sueca con tracción delantera. Como curiosidad de esta nueva serie, puedo comentar que uno de los proyectos desechados, el Volvo Tundra Concept, daría lugar años más tarde al Citroën BX.

El hecho de ser diseñado desde cero permitió a Volvo incorporar en esta nueva serie todos los avances desarrollados en materia de seguridad y que tantos reconocimientos han dado a la marca sueca. Así, los Volvo 400 se han beneficiado de las zonas de deformación programada en caso de accidente, de la columna de dirección articulada y autocolapsable, de indicadores acústicos y luminosos de uso de cinturón de seguridad… Incluso el aviso de bombillas de posición o freno fundidas formaron parte del equipo de serie de todos los modelos.

El primero en llegar, en 1986, fue el Volvo 480, con una bonita carrocería en formato compacto semi-cupé Posteriormente, ya en 1987 llegaron los modelos 440 y 460 con carrocerías de dos volúmenes y cinco puertas y sedan de cuatro puertas respectivamente. Esto indica que hubo otro cambio en las denominaciones de los vehículos, que recibían ahora el nombre en función de la carrocería.

El Volvo 480 contaba con unas líneas inspiradas en el antiguo Volvo P1800ES tanto en el lateral como en la vista trasera, rematada con el enorme portón de una sola pieza de vidrio que tanta personalidad de dio al coche. Por el contrario, la parte delantera, con faros escamoteables, tenía una cierta inspiración japonesa. Los Volvo 440 y 460, sin embargo, contaban con una arquitectura mucho más clásica, inspirada en los Volvo 900, más anodinos que el Volvo 480, pero de acuerdo con los gustos del público al que iban dirigidos. Cabe destacar que el Volvo 440, con 4,31m de longitud, se convirtió en uno de los compactos más grandes de la categoría.

En el interior se repetían las diferencias entre los integrantes de la serie. Mientras que los Volvo 440 y 460 eran vehículos de cinco plazas con banco trasero corrido, el Volvo 480 contaba con cuatro asientos individuales, estando los traseros separados por una consola central que hacía inviable la posibilidad de un quinto pasajero. Por desgracia, esta separación entre los asientos hacía inviable también ocultar el contenido del maletero

En lo que respecta a la oferta mecánica de la serie 400, se puede hablar también de un cierto conservadurismo pero afirmando que la adaptación de mecánicas, niveles de potencia y disponibilidad de cajas de cambio de la serie 400 a los distintos mercados fue increíble y quizás excesivamente variada. De hecho, las ofertas mecánicas de un país a otro podían diferir totalmente.

La oferta inicial de motores se centró exclusivamente en el bloque de cuatro cilindros y 1.7 litros de origen Renault que ya había sido usado en la serie 300, aunque convenientemente actualizado por Porsche para adaptarlos a los requerimientos de Volvo. Estas adaptaciones dieron lugar a cuatro niveles de potencia: 79 u 87 caballos si la alimentación corría a cargo de un carburador, 94 caballos para el modelo atmosférico de inyección electrónica y hasta 106 caballos en la versión dotada de inyección atmosférica y turbo de bajo soplado, que posteriormente pasaría a homologar 122 caballos.

Para la serie 400 se ofrecieron tres tipos de cambio: manual de cinco velocidades, automático de cuatro y la caja de variación continua Transmatic, que era una evolución de la antigua Variomatic de DAF, y que tuvo que ser finalmente retirada del catálogo cuando DAF denunció a Volvo por su uso no permitido.

En lo que respecta a los niveles de equipamiento se ofrecieron cuatro: GL, GLE, GLT y Turbo. El acabado GL era el básico, el GLE era el lujoso, y los GLT y Turbo eran los deportivos, pero prácticamente similares. De hecho, en la mayor parte de los mercados se usaron para distinguir las versiones atmosféricas de las turboalimentadas.

En 1992 se cambió la oferta mecánica disponible en los Volvo 400, conservándose sólo el 1.7 Turbo de 122cv. En la parte baja de la oferta apareció un 1.6 con inyección multipunto y 85 caballos, y un 1.8 con inyección monopunto y 89 caballos, que en la mayoría de los mercados se ofreció sólo con cambio automático para evitar el solapamiento comercial con el 1.6i. En la parte alta de la gama apareció un nuevo bloque de cuatro cilindros, con dos litros de capacidad y 110 caballos que, curiosamente, y siempre según mercado, podía equipar inyección monopunto o multipunto.

En 1993, tras la presentación del exitoso Volvo 850, el benjamín de la casa sueca adoptó el sistema de seguridad SIPS, que se basaba en un anillo de refuerzo estructural a la altura del montante B complementado con un refuerzo en la base de los asientos delanteros y una caja de absorción de energía situada entre ambos asientos delanteros. Este sistema mecánico protegía el habitáculo frente a los accidentes laterales a la vez que daba más rigidez a todo el conjunto del vehículo. También se fue generalizado el uso del ABS; primero como equipo se serie en los GLT y Turbo y opcional para el resto y posteriormente como equipo de serie para todos los modelos. Como elementos prácticos, se incluyó el asiento trasero partido para los Volvo 440 o el túnel porta esquíes integrado en el reposabrazos trasero de los Volvo 460.

En 1994 los Volvo 440 y 460 recibieron una actualización estética para intentar asemejar su línea a las del Volvo 850. El Volvo 480, por su parte, mantuvo su personalidad y su estética inicial. Se retocaron las potencias homologadas en todos sus motores y apareció un nuevo bloque de gasóleo, también de origen Renault, con una capacidad de 1,9 litros y 89 ó 90 caballos, según mercado.

Coincidiendo con esta actualización, se presentaron los Volvo 440/460 HTA (High Tech Auto), dotados del motor 1.8i y un cambio CVT de variación continua. Estos modelos tuvieron una escasa difusión comercial y fueron rápidamente retirados de la oferta.

Lógicamente el coche tuvo también sus puntos débiles y en las unidades de los primeros años aparecieron óxidos prematuros, problemas con las bombas de agua y los temidos problemas eléctricos. Surgieron también quejas relacionadas con la dureza de la dirección en los vehículos sin asistencia, así como por los frecuentes cortocircuitos en los sistemas de calefacción de los asientos delanteros.


Primera parte: Volvo 66

Segunda parte: Volvo 300

Cuarta parte: Volvo S40/V40

Quinta parta: Volvo C30/C70/S40/V50

Sexta parte: Volvo V40

Etiquetas: Volvo
Visitas: 4791
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Gestoria Online de Tráfico