Lunes - 18.Enero.2021
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Peugeot 208: historia y antecedentes - 1 de 4: Peugeot 205

Por Miguel Galán

De la misma forma que el segmento de los vehículos compactos fue “descubierto” por el 1971 por el Alfa Romeo Alfasud pero popularizado con el lanzamiento en 1984 del Volkswagen Golf, el segmento de los vehículos urbanos tal como los entendemos hoy en día fue inaugurado por el Fiat Uno pero popularizado por el Peugeot 205.

Hasta 1983, año del lanzamiento tanto del Fiat Uno como del Peugeot 205, los coches pequeños solían tener una presentación muy austera y sus ofertas mecánicas muy limitadas a la hora de enfrentar un viaje. El modelo italiano se lanzó para sustituir en Europa al conocido Fiat 127 que el momento de su sustitución ofrecía bloques motrices de gasolina y gasóleo de 45 a 70cv. Por su parte, el Peugeot 205 nació para completar la gama de Peugeot e intentar cubrir el hueco existente entre el Peugeot 104 y el Peugeot 305 desde la desaparición en 1976 del Peugeot 204, que realmente tampoco había contado nunca con una carrocería berlina de dos volúmenes (sí una versión familiar de 3,97m de longitud).

En el aspecto económico, los últimos años de la década de los 70 no fueron buenos para Peugeot. El modelo 604 fue un fracaso comercial, el motor PRV hecho en colaboración con Renault y Volvo no estaba siendo rentable y el Peugeot 104 era ya un coche veterano y quizás excesivamente pequeño. De la fusión con Citroën tampoco llegaron muchas alegrías ya que los gastos del intento de fusión de Citroën con Maserati lastraron la contabilidad de la marca del doble chevrón durante años. Salvo los modelos CX y LN/LNA (realizados sobre el Peugeot 104), el resto de la gama Citroën no contaba con una buena aceptación comercial más allá de las fronteras francesas. Quizás el Citroën Visa daba un pequeño respiro a las cuentas contables de Citroën, pero de una forma un tanto especial. El Citroën Visa estaba originalmente diseñado para equipar una plataforma de origen Fiat pero tras la compra/absorción/fisión con Peugeot se optó por usar la plataforma del Peugeot 104.

Para comprender más la dura situación de Peugeot es necesario hablar también de las marcas Simca y Talbot. Simca comenzó su andadura comercial en Francia en 1935 fabricando bajo licencia diversos modelos Fiat. Posteriormente fabricó dos modelos inéditos bajo los nombres de Aronde, 1000. En 1967 paso a manos de la americana Chrysler y recibió suficiente capital para lanzar el 1100 (1200 en España). Fue también la marca elegida por el grupo americano para lanzar en 1977 el modelo Horizon de fabricación europea (Finlandia y España).

Aumentado también los problemas de Peugeot se encontraba el hecho de que Simca hubiese comprado en 1958 a la británica Talbot (sí, británica). Esta marca que tanta gente nacionaliza como francesa pasó de fabricar el primer coche en recorrer 160km en una hora en 1913 a convertirse en un problema económico para todos sus propietarios.

A finales de los años 70 Peugeot quiso eliminar la marca Simca porque era excesivamente “italiana” y todos sus modelos pasaron a comercializarse bajo la marca Talbot. El problema era que el grueso de su oferta se centraba en modelos americanos poco aceptados en Europa y en el 1200, un modelo ya veterano.

A principios de los años 80 se proyectó el relanzamiento de la marca Talbot como una submarca del grupo PSA que se centraría en la fabricación de coches “neutros”, dejando el lujo para Peugeot y la innovación para Citroën. Bajos estas premisas se lanzaron el Talbot Samba (realizado sobre el Peugeot 104) y el Talbot Tagora como sustituto de los Talbot 160/180/2 Litre. El Samba fue un éxito pero el Tagora fue un fracaso estrepitoso, estuvo sólo dos años a la venta e hizo a PSA tomar la decisión de eliminar también esta marca de forma progresiva tal como había hecho con Simca.

Sin embargo, entre la documentación de Simca que pasó a manos de Peugeot tras la OPA se encontraba un proyecto M24 iniciado en 1976 que definía las líneas de un vehículo de dos volúmenes y tamaño contenido inicialmente previsto para sustituir “por abajo” al Simca 1100 (por arriba ya había sustituido por el Simca Horizon).

En un momento tan delicado para la subsistencia económica de Peugeot que sólo contaba con la fama del 504 y el éxito del 505 para sanear sus cuentas y con el ojo puesto en la buena aceptación comercial que estaba teniendo el Citroën Visa, la marca del león tomó la decisión de seguir con el proyecto que concluiría en 24 de febrero de 1983 con la presentación del coche que salvó a Peugeot de la quiebra: el Peugeot 205 (en principio de iba a llamar 105).

El Peugeot 205 trajo a Peugeot también un nuevo lenguaje estético: todos los modelos Peugeot anteriores al 205 habían sido tachados de excesivamente conservadores en relación a los diseños de Citroën o Renault. Sin embargo, este nuevo Peugeot 205 supo mantener la elegancia innata en los Peugeot pero con un diseño mucho más simple y limpio que cualquier otro Peugeot. Muchos fueron también los que criticaron la ausencia de los típicos faros trapezoidales que otorgaban la “mirada felina” a todos los productos Peugeot, pero si hay algo que creo que ha quedado claro, es que Peugeot necesitaba hacer un giro absoluto en sus políticas constructivas si quería seguir con vida.

Sobre el diseño exterior creo que no puedo aportar nada que no se sepa ya. Realmente no tenía nada en especial que destacase porque su estética fue siempre muy discreta y tanto su éxito como su rápida aceptación comercial se debió a su diseño equilibrado.

Donde el Peugeot 205 no tuvo rival fue en diseño de su interior porque fue el primer coche pequeño en tener un interior “de coche grande”. Recuerdo que por aquel entonces teníamos en casa un Peugeot 505 y no me resultó difícil encontrar grandes similitudes en los salpicaderos de ambos coches y es que la presentación interior del Peugeot 205 estaba a años luz de los modelos de su competencia. Quizás no tuviera el diseño “futurista” del salpicadero del Fiat Uno, pero en el Peugeot 205 todos los botones estaban donde se esperaban que estuvieran y sus líneas generales repetían la sensación de equilibrio que presidia el exterior. Las versiones más equipadas contaban incluso con testigo de reserva de combustible o con cuentavueltas.

El Peugeot 205 llegó al mercado sólo con carrocería de cinco puertas, con cinco acabados y tres bloques de gasolina de cuatro cilindros heredados del vetusto Peugeot 104: 1.0 45cv, 1.1 50cv y, 1.4 60cv y 80cv. Los modelos fabricados en España tuvieron al principio algunas particularidades debido a que las restrictivas normativas en materia de importaciones de principios de los años 80 obligaron a los vehículos que salían de la madrileña fábrica de Villaverde a equipar los antiguos motores de origen Simca. Así los Peugeot 205 españoles montaban los motores 1.204cc 50cv, 1.294cc 60cv y 1.442cc 80cv. Esta particularidad hizo que los modelos españoles equipasen un capó ligeramente abombado respecto a los modelos franceses. La gama inicial se articuló en torno a los modelos GL, GR Confort, SR y GT porque el modelo básico nunca se comercializó en España. En el resto de Europa el modelo GR Confort se denominó simplemente GR.

A nivel de bastidor el Peugeot 205 contó con soluciones técnicas más propias de coches grandes como la suspensión McPherson con soportes elásticos para eliminar vibraciones, el sistema de frenado con bomba de vacío de grandes dimensiones para dosificar mejor la frenada o los cambios manuales de 5 velocidades en los motores de más de 60cv.

En lo que respecta a los equipamientos, según el acabado, podía contar de serie con elementos como el reloj digital, elevalunas, cierre centralizado, luz trasera de niebla e incluso reóstato para la regulación de la iluminación interior.

Unos meses después de su lanzamiento llegaron los modelos diésel equipados con un motor de 1.769cc, 60cv y cinco velocidades capaces de equiparse en prestaciones y agrado de conducción a las mecánicas equivalentes de gasolina pero con un consumo homologado a 90km/h de sólo 3,9 l/100km

Ya en el año 1984 se lanza el primer Peugeot 205 GTI con un motor de 1.580cc, inyección electrónica y 105cv. Esta nueva versión era reconocible por las llantas de aleación, los detalles en rojo en los paragolpes, el discreto alerón trasero y sobre todo por su carrocería de tres puertas. En el interior de las primeras unidades llamaba la atención la moqueta de color rojo, los asientos oscuros con costuras y tramado decorativo también en color rojo y por su completo cuadro de mandos.

El Peugeot 205 GTI contó con la mejor publicidad que nunca Peugeot se podría haber imaginado. Coincidiendo con su lanzamiento comercial, Peugeot decidió hacer una serie de 200 unidades del Peugeot 205 Turbo 16 con el único motivo de homologar al vehículo para el campeonato de rallyes. Esta versión tan explosiva contaba con un motor de 1.775cv, tracción integral y 200cv que podían alcanzar los 600cv en sus versiones más extremas. La estética de este Peugeot 205 Turbo 16 estaba (quizás) muy inspirada en los Renault 5 Turbo “Culo Gordo” con una parte trasera muy ensanchada en relación al resto del coche. En cualquier caso el Peugeot 205 Turbo 16 se lanzó en el año 1984 y obtuvo la primera posición en el Campeonato Mundial de Rallye del mismo año.

Aprovechando el tirón publicitario de esta victoria Peugeot se apresuró para lanzar en el salón de París de 1984 la serie X, que no era más que las versiones de tres puertas de los modelos no deportivos. En un primer momento se pusieron a la ventas las versiones XE, XL, XR y XT como versiones de tres puestas de los modelos Base, GL, SR y GT (En España hubo también el XS como versión tres puertas del GR Confort). Posteriormente se pusieron a la venta las mecánicas de gasóleo con los nombres de XLD y XRD al que se sumó en España el XSD.

1985 fue un año tranquilo en el que se introdujo la primera y más exitosa serie limitada del Peugeot 205: el modelo Lacoste. Esta nueva versión estaba disponible sólo en color blanco con detalles en verde y en su interior destacaba la moqueta en color verde. Esta serie, junto con la Rolland Garros son las más conocidas de todas las series limitadas del Peugeot 205 porque fueron además las únicas que tuvieron repercusión internacional. Esto se debe a que a pesar de este urbano ofreció infinidad de series limitadas a lo largo de su vida comercial, la mayor parte de ellas eran específicas de cada mercado. Por ejemplo, el Peugeot 205 Seve fue un homenaje a Severiano Ballesteros y sólo estuvo a la venta en España.

Fue también en 1985 cuando se comenzó a ofrecer a los clientes de los modelos GTI un kit deportivo que elevaba la potencia hasta los 125cv para conmemorar tanto la victoria como constructor en el campeonato mundial de rallyes como el hecho de que saliese de la fábrica de Mulhouse la unidad 1.000.000 de este genial urbano.

Ya en un orden menor de importancia, se introdujeron las versiones comerciales de dos plazas XA y XAD con 50 y 60cv respectivamente y el bloque de 954cc 45cv desparece de la mayor parte de los mercados europeos.

1986 se convierte en un año importante para el Peugeot 205. Su éxito es imparable y esto obliga a que las factorías de Francia, Inglaterra, España, Indonesia, Taiwan y Chile trabajen a pleno rendimiento, pero aún así se presentan en el salón de Ginebra cuatro novedades que se pondrían a la venta a lo largo del año 1986 y, que si bien se trata de modelos minoritarios, reforzarían el éxito del Peugeot 205.

La primera novedad fue la presentación de las versiones deportivas GTI 1.6 y GTI 1.9. Si bien el primero era una modificación del anterior GTI con la potencia elevada de 105 a 115cv, el GTI 1.9 equipaba un bloque de 1.905cc y 130cv lo que le permitía ofrecer unas prestaciones inalcanzables para los vehículos de la competencia o incluso mayores, como el Volkswagen Golf GTI, sin que su precio se disparase o sin que los gastos de mantenimiento fueran más elevados que el resto de Peugeot 205. En algunos mercados se mantuvo el Peugeot 205 GTI con el motor de 105cv pero sólo hasta 1987 cuando fue sustituido por el modelo GTX dotado de un motor inédito de 1.592cc.

La segunda novedad vino a cubrir la oferta del Peugeot 205 desde abajo: el Peugeot 205 Junior sustituyó de un plumazo a los modelos Base, XE, GL, GLD, XL y XLD y se reconocía por su tapizado tejano y moqueta interior de color azul. Tenía el mismo acabado austero que caracterizaba a los modelos que sustituyó pero su presentación comenzó a ser atractiva. A diferencia de los modelos sustituidos, el Peugeot 205 Junior contaba con tapacubos integrales y molduras de colores vivos en los paragolpes. Eso sí, la luneta trasera era opcional (en España era de serie pero sin embargo no podía contar ni como opción del lavaluneta).

La ternera novedad del año 1986 fue la introducción del cambio automático con convertidor de par sobre una nueva mecánica inédita: un bloque de 1.580cc y 80cv. Básicamente se trataba del mismo motor que equipaba el modelo GTI 1.6 pero dotada de carburador en vez de inyección. A pesar de esta merma en la potencia, el par motor se mantuvo más o menos sin modificaciones importantes lo que permitió a este urbano automático convertirse en una referencia por facilidad y suavidad de manejo.

La cuarta y última novedad del año más intenso para el Peugeot 205 fue la presentación de la carrocería descapotable diseñada por Pininfarina y fabricada en el Piamonte. Esta versión descapotable se ofreció con dos motores de 80 y 115cv con los acabados CT y CTI respectivamente, que eran equiparables a los equipamientos de los modelos XT y GTI. Con el paso del tiempo también se ofrecieron diversas series limitadas sobre la carrocería descapotable, como por ejemplo las Rolland Garros, que nunca llegaron a España (sí lo hicieron con la carrocería berlina).

Tantas novedades en un solo año no pudieron terminar más que anunciando una nueva victoria de los Peugeot 205 T16 en la competición de la mano del piloto Juha Kankkunen que dio a Peugeot la segunda victoria como constructor en el campeonato mundial de rallyes.

Si el año 1986 fue un año de novedades en la gama del Peugeot 205, el año 1987 fue un año de mejoras que comenzaron la participación y victoria de un Peugeot 205 T16 Grand Raid en el París-Dakar de la mano del piloto Bernaurd Giroux y para cuya celebración se lanzó la serie limitada Open, dotada del mismo motor y equipamiento que el Automático, pero con cambio manual.

A lo largo del año 1987 se sustituyeron los antiguos motores gasolina de la familia X heredados ya del Peugeot 104 por otra familia de motores denominada TU que (¿casualmente?) comparten cilindrada y arquitectura con los viejos motores X aunque mejoran las cifras de potencia y consumo. Con este cambio la oferta de motores de gasolina pasó a ser 1.0 (45cv), 1.1 (55cv) y 1.4 (65, 70 u 85cv). Los modelos 1.6 y 1.9 no sufrieron ninguna modificación porque no pertenecían a la familia X.

En el interior se instaló un salpicadero totalmente nuevo con un diseño que seguía las líneas vistas en los Peugeot más grandes y que se caracterizaba por el predominio de la forma circular en todos los selectores y por la importancia que adquirían en la consola central los mandos de la calefacción y que desplazó el equipo de radio a la parte más baja de la consola central. Incluso las palancas de la dirección, las que activan los limpias y las luces, se redondean. En este cambio, el modelo descapotable más básico cambia su denominación CT por CJ (Cabrio Junior)

En el año 1988 aparece otra versión que vuelve a disfrutar de una buena acogida en el mercado: el Peugeot 205 Rallye. Dotado de un motor de 1.294cc, 103cv, carburador y cambio con relaciones cortas, el Peugeot 205 Rallye se caracterizó por estar disponible sólo en color blanco y con una presentación muy austera. En el interior destacaba la moqueta en color rojo y los asientos “prestados” de los modelos GTI pero carecía de elementos como los elevalunas o el cierre centralizado. Esta versión sólo podía ser comercializada en países con normas antipolución muy flexibles. En países más duros con el tema de las emisiones montaba el 1.6 105cv.

En 1990 y coincidiendo con la fabricación de la unidad 3.000.000 del Peugeot 205 se presenta una ligera actualización estética que modifica el aspecto de los pilotos traseros, de la parrilla delantera y tiñe de ahumado los intermitentes. Comienza la comercialización del motor turbo diésel con 78 caballos y se presentan tres series limitadas con un alto equipamiento: Indiana, Gentry y Griffe.

El modelo Indiana estaba disponible en un inédito color crema que se repetía en la moqueta interior y en el tapizado de los asientos deportivos. Montaba el motor 1.4 75cv y se caracterizaba por el techo panorámico opcional y porque las bolsas de las puertas y de detrás de los asientos delanteros eran extraíbles. El modelo Gentry estaba basado en el GTI 1.6 y con su equipamiento de lujo pretendía plantar cara a los modelos Baccara de Renault. Por último, el modelo Griffe fue una serie limitada igual de lujosa que el Gentry pero con el motor de 130cv.

En 1991 Peugeot lanzó el modelo 106 como pretendido sustituto del 205 pero la demanda en el mercado del 205 era tan fuerte que no sólo obligo a Peugeot a mantenerlo vigente sino que la previsión de fabricación del 106 tuvo que revisarse a la baja al no alcanzar las cifras previstas. En cualquier caso las intenciones de Peugeot eran firmes y a partir del año 1991 comenzó el declive comercial del 205, que nunca más volvería beneficiarse de ningún adelanto técnico salvo la generalización de la inyección para adaptarse a las normativas vigentes en materia de polución.

Este fracaso en el intento de sustituir el 205 por el 106 hizo que Peugeot se encontrase a principios de los años 90 con un vehículo con casi 10 años a sus espaldas mientras que el resto de fabricantes ponían en el mercado sus últimas novedades, algo que comenzó a repercutir en las ventas del Peugeot 205.

En 1992 la gama Peugeot 205 menguó de forma progresiva en los distintos mercados hasta que en 1995, con el cese de la fabricación del descapotable, la oferta quedó reducida a sus versiones más básicas y menos potentes que se vendían bajo distintas series limitadas y que no podían competir con modelos más modernos como el Fiat Punto, el Ford Fiesta o el Volkswagen Polo. Sólo su ajustado precio y la fama de coche fiable permitieron a la firma francesa mantener al Peugeot 205 en el mercado hasta el año 1998 cuando comenzó la comercialización del Peugeot 206.

Del Peugeot 205 hubo dos derivados comerciales, el 205 Multi con una trasera más cuadrada para dar más capacidad de carga y del 205 Fourgonnette con una parte trasera claramente inspirada en el Citroën C15.

Aunque hace años que el Peugeot 205 ha desaparecido del mercado no cabe duda de que es el precursor de todos los coches urbanos que hoy en día circulan en nuestras carreteras, marcó un antes y un después en lo que se entendía en Europa por un coche pequeño, demostró que un coche de 3,70m podía ser tan cómodo y eficaz como vehículos más grandes e hizo ver que se podía disfrutar de un coche económico que no fuera necesariamente austero… y salvó a Peugeot de la quiebra.

De la misma forma que el Volkswagen Golf fue el coche en el que se querían reflejar los compactos de los años 80 y 90, el Peugeot 205 fue el ejemplo a seguir y a copiar por todas las marcas que querían hacerse un hueco en el segmento de los urbanos. Con más o menos suerte (o con más o menos descaro) todos los fabricantes querían un Peugeot 205 en su catálogo. De todas formas, si en 1983 el Tribunal de arbitraje de París afirmó que el Seat Ronda no tenía nada que ver con el Fiat Ritmo no voy a ser yo quien diga que el Ford Fiesta III (1989-1997) tiene un cierto aire a Peugeot 205 ni quien muestre las similitudes entre las ópticas delanteras, las formas de las puertas de ambos modelos, la caída trasera…

 

 

Peugeot 206

Peugeot 207

Peugeot 208

Etiquetas:
Visitas: 11447
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

3 comentarios

Miguel Galán dijo...
Muchas gracias por la observación. Ya lo he corregido no sólo una vez sino dos (lo siento).
Miguel Galán - [22/09/2014 19:57:18] - ip registrada
Pepe dijo...
Tienes una errata, en donde pones herrata tiene que ser errata.
Pepe - [19/06/2014 09:39:46] - ip registrada
anónimo dijo...
hay una herrata eh donde pone 206 t16 en vez de 205
anónimo - [19/06/2014 01:24:29] - ip registrada
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Gestoria Online de Tráfico