Miércoles - 27.Enero.2021
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Historia de la marca AUTODELTA

En 1962 Alfa Romeo proyectó una serie de vehículos deportivos con bastidor tubular y carrocería de aleación ligera muy estudiada desde el punto de vista de la aerodinámica, equipándolos con un motor derivado del Giulia. El montaje de estos coches, considerados como de serie, pero reservados a una clientela deportista, fue confiado a los hermanos Chizzola, concesionarios de Alfa Romeo en Udine, a cuyo fin se constituyó una sociedad denominada Delta.

Por razones de homonimia con otras razones sociales, la sociedad pasó a llamarse poco después Autodelta. Los preparativos para el montaje de una pequeña serie de 100 coches -necesarios para obtener la homologación en la categoría Sports se iniciaron en 1963. El coche se denominó Alfa Romeo TZ 1.

Simultáneamente a esta actividad comercial, Alfa Romeo había creado en 1964, en Milán, un centro para el desarrollo de las actividades deportivas, en el cual se llevaba a cabo la preparación para carreras de los TZ de serie construidos en Udine, así como la participación semioficial de los coches salidos del departamento de experiencias de Alfa Romeo propiamente dicha. Los TZ diseñados en Alfa Romeo, montados en Udine y mejorados de nuevo en Alfa Romeo, eran adjudicados a las escuderías Sant'Ambroeus y Jolly Club, en manos de cuyos pilotos tomaban finalmente parte en competiciones.

Al terminar 1964, el montaje del TZ en Udine había superado las 100 unidades previstas y, simultáneamente, Alfa Romeo decidía constituir un departamento de carreras autónomo, separado de la fábrica propiamente dicha. La elección recayó en Autodelta, que de este modo se transformó en una sociedad anónima con sede en Milán. Los cometidos confiados por Alfa Romeo a dicha sociedad preveían un acuerdo de producción, colaboración deportiva, puesta a punto de los prototipos y asistencia a los clientes. La oficina de la nueva sociedad, la cual seguía denominándose Autodelta, entró en funcionamiento durante los primeros meses de 1965. Y el debut oficial en competición tuvo lugar en marzo, inscribiendo dos Alfa Romeo Giulia en las 3 Horas de Sebring para Bussinello y De Adamich. Ambos sufrieron diversas averías mecánicas que los eliminaron. En cambio, los franceses Rolland y Consten tuvieron mejor fortuna en las 12 Horas de Sebring y conquistaron la victoria en la clase 1600 Gran Turismo. En los 1.000 Kilómetros de Monza debutó el TZ 2, versión modificada del TZ 1, con carrocería más larga, más baja y más aerodinámica. El mismo año se iniciaba la preparación de Giulia Gran Turismo A 1600, que debutaría victoriosamente en la carrera en cuesta Tren-to-Bondone. En junio de 1966 la sociedad se unía a la Alfa Romeo, y a partir de aquel momento se sumó a sus ya mencionadas actividades la representación oficial de Alfa Romeo en carreras de turismos, representación que se extendió en 1967 a los Sport-Prototipos con la serie 33. Efectivamente, el hecho de la posterior existencia de un Alfa Romeo 33 se debe a la presencia previa de estos automóviles de competición. Como es habitual en marcas de larga tradición, el Alfa Romeo 33 es algo así como un homenaje a su deportivo predecesor.

El primer 33 -el deportivo Autodelta, se entiende-, con motor trasero de 8 cilindros y 2.000 ce, fue conducido en su primera salida -la carrera en cuesta belga de Fleron- por Teodoro Zeccoli, que lo llevó a la victoria, en la primavera de 1967. Mientras proseguía el desarrollo del 33, los turismos GTA grupo 2 multiplicaban sus versiones y sus triunfos. Merecen recordarse los 1600, 2000, 1300 júnior, 1600 cuatro válvulas, además de los motores marinos derivados de este último. Entre los resultados conseguidos por estos coches figuran:

-el Campeonato Europeo de Turismos, clase 1600, en 1966, 1967, 1968 y 1969 con GTA 1600, y

-el Campeonato Europeo de Turismos en 1971 y 1972 con el GTA 1300 júnior.

El 33 con motor de 3 litros debutó en Sebring en 1969. Durante las siguientes temporadas participó con variada fortuna en el Campeonato Mundial de Marcas, obteniendo los mejores resultados en 1971: tres victorias absolutas (Brands Hatch, Targa Florio y Watkins Glen) y buenas clasificaciones en otras varias pruebas puntuables. En 1972 debutó el 33 TT, más ligero y compacto, ya probado a finales de 1971. Pero a raíz de sus pobres resultados -el coche fue completamente dominado por los Ferrari 312 P- Autodelta sacó para 1973 el 33 TT 12, con motor de 12 cilindros horizontales opuestos; su cilindrada era de 2.995 ce, con 460 CV a 11.000 rpm. Pero la situación social italiana, con sus huelgas y problemas, impidió que el coche llegara a estar completamente a punto en ninguna carrera.

Tras diversos avatares este preparador específico de Alfa Romeo terminó desapareciendo bajo la batuta de la marca a pesar de haber preparado incluso vehículos de rally. Tras la desaparición de la marca como tal un preparador británico de Alfa Romeo (Jano Djelalian) recuperó el nombre -y también el trabajo de preparación de modelos de Alfa Romeo- en 1987. Jano Djelalian está ubicado con Autodelta en el área industrial de Park Royal en Londres, Inglaterra, donde este ingeniero continúa reformando los vehículos de la marca italiana hasta límites insospechados, como lo demuestra la creación del Autodelta Brera J5 3.2 C que consigue nada menos que 348 CV de potencia máxima con un par máximo de 430 Nm.



Etiquetas: a
Visitas: 2701
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Gestoria Online de Tráfico