Domingo - 16.Febrero.2020
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Audi A3: historia y antecedentes - 3 de 3: Audi A3 8V

La tercera generación del Audi A3, la 8V, se presentó como prototipo en carrocería berlina de cuatro puertas aunque cuando llegó al mercado a lo largo del 2012 lo hizo con una carrocería compacta de tres puertas. Las dimensiones del nuevo Audi A3 8V varían muy poco en relación a su antecesor el 8P pero el uso de la nueva plataforma modular MQB del grupo VAG y el uso de materiales ligeros le permite pesar aproximadamente unos cien kilos menos a igualdad de motor y equipamiento respecto a la segunda generación.

Aunque no se lanzaron de forma simultánea, el Audi A3 8V se proyectó desde un principio con carrocerías de tres y cinco puertas, sedán de cuatro puertas y descapotable.

Estéticamente el Audi A3 8V no aporta ninguna novedad en cuanto a diseño. Si bien todos sus paneles exteriores son nuevos respecto al Audi A3 8P, sus líneas de diseño son excesivamente conservadoras tanto en relación a su antecesor como a otros modelos Audi. Incluso la versión de tres puertas pierde su parte trasera indentitaria a favor de unos grupos ópticos en línea con el resto de modelos de la marca.

En la parte interior sí aparece un salpicadero nuevo con un diseño muy limpio y ordenador  gracias a la eliminación de gran cantidad de mandos y botones a favor del uso de menús gobernables a través de un mando rotatorio situado en el puente central. Como novedad, la pantalla superior del salpicadero es retráctil eléctricamente.

Para esta nueva generación aparecen elementos como el freno de mano eléctrico, el control de velocidad adaptativo, la suspensión adaptativa, el control de mantenimiento de carril y un sinfín de ayudas a la conducción que no hacen más que aumentar la comodidad y seguridad de un compacto que presume de tener una mayor calidad constructiva que sus competidores más directos de Mercedes y BMW.

La oferta mecánica está compuesta por mecánicas ya conocidas de generaciones anteriores a las que una conveniente puesta al día permite aumentar potencia y reducir consumos.

En el momento de su lanzamiento la oferta diésel se limitó al bloque 1.6 TDI 105cv y al 2.0 TDI de 150cv (140cv en la anterior generación). La oferta de bloques de gasolina incluía el 1.2 TFSI 105cv, el 1.4 TFSI con 122cv ó 140cv y el 1.8 TFSI con 180cv. Los cambios pueden ser manuales de seis velocidades o automáticos S-Tronic de seis ó siete velocidades (según motorización).

Unos meses más tarde, a finales del año 2012, aparece la carrocería Sportback con carrocería de cinco puertas y voladizo trasero ligeramente alargado respecto al modelo de tres puertas. El Audi A3 Sportback 8V se ofrece con las mismas mecánicas y acabados que el modelo de tres puertas.

El año 2013 trajo al Audi A3 una nueva mecánica 2.0 TDI con 184cv, mejoró la respuesta de los motores 1.2 TFSI y 1.4 TFSI gracias a un aumento de potencia hasta los 110 y 125cv respectivamente e incorporó la versión más deportiva hasta el momento, el Audi S3. Esta último está equipado con un motor 2.0 TFSI de 300cv capaz de homologar un consumo de sólo 6,9 l/100km.

En el verano del 2013 se introducen varias mejoras en el bloque 1.6 TDI que eleva su potencia hasta los 110cv y reduce su consumo hasta los 3,9 l/100km o hasta los 3,2 l/100km en la versión 1.6 TDI Ultra gracias a las mejoras aerodinámicas, lo que le convierte en uno de los compactos más eficientes del mercado junto con el nuevo Volvo V40 D4 de 190cv que homologa un consumo de 3,3 l/100km.

La gran novedad sin embargo del año 2013 fue la introducción de la carrocería Sedán de cuatro puertas. Cuenta con una elegante carrocería de 4,46m de longitud y un maletero de 445 litros. Aunque comercialmente este vehículo sea un compacto, tiene unas medidas muy similares al Audi A4 B5 de 1994 que fue uno de los modelos de Audi con más éxito comercial.

El año 2014 comenzó con una mejora en el bloque 1.4 TFSI más potente que comenzó a desarrollar 150cv (diez más) pero dentro de las novedades mecánicas es más importante la introducción de motores movidos por energías alternativas. Ya a la venta se encuentra el modelo Audi A3 g-Tron Sportback dotado de un motor 1.4 TFSI de 110cv capaz de funcionar tanto con gasolina como con gas natural.

En fase de proyecto, aunque muy avanzado ya, se encuentra el modelo Audi A3 e-Tron Sportback dotado de un motor 1.4 TFSI de 150cv (que no es el mismo que modelo “normal”) y de otro eléctrico enchufable capaz de desarrollar 102cv. La potencia máxima conjunta es de 204cv y la autonomía sin emisión directa de contaminantes alcanza los 50km siempre y cuando no se superen los 130 km/h.

Disponible ya en algunos mercados europeos se encuentra el modelo descapotable Cabrio. A diferencia de la anterior generación, el Audi A3 8V Cabrio tiene una mayor longitud en la parte trasera para no limitar tanto ni el espacio en las plazas traseras ni la capacidad del maletero. Por otro lado, este nuevo concepto de descapotable permitirá al Audi A3 8V Cabrio distanciarse del Volkswagen Golf Cabriolet y asumir en cierta manera el hueco comercial que dejará el Volkswagen Eos una vez que este cese su producción debido a las malas cifras de ventas que está obteniendo en los últimos años.

Actualmente el Audi A3 8V ofrece cuatro carrocerías, distintos tipos de cambios manuales y automáticos, tracción delantera o total, cuatro niveles de acabado y motores con potencias entre los 110 y los 300cv (en algunos mercados aún se comercializan los modelos de 105cv). Está disponible desde 18.810€ (financiándolo con Audi Financial Services) lo que le sitúa en una posición ventajosa frente a sus competidores más directos BMW 1/2 y Mercedes A/B/CLA.

El Audi A3 8V tiene a su favor una calidad de materiales y fabricación fuera de toda duda pero la estética tan conservadora juega en su contra. Otros vehículos del segmento como el Volvo V40 o el BMW 1 han sabido mantener el lenguaje estético de sus respectivas marcas pero manteniendo una evolución en sus líneas. El Audi A3 8L es quizás excesivamente identificable como un Audi, algo que favorece a los incondicionales de la marca pero que lo deja en una clara desventaja frente a la frescura e innovación del diseño de otros vehículos como los Mercedes A y CLA. Sin embargo, el Audi A3 8L es una alternativa inmejorable para aquellos posibles clientes que valoren la discreción y a los que los modelos de Mercedes les parezcan un poco “explosivas”, sobre todo los equipados con el paquete deportivo AMG.

 

 

Puedes seguir leyendo otros capítulos:

1 de 3: Audi A3 8L

2 de 3: Audi A3 8P

Visitas: 5857
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Nuevo buscador de coches