Lunes - 28.Septiembre.2020
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Peugeot 208: historia y antecedentes - 4 de 4: Peugeot 208

Por Miguel Galán

En 1983 Peugeot rompió con los cánones constructivos para diseñar el vehículo que sería referencia durante muchos años tanto para el resto de constructores que querían participar en el segmento de los urbanos como para un amplio espectro de la sociedad civil que, sin muchos conocimientos sobre automoción, vieron al Peugeot 205 como un vehículo bonito, práctico, robusto y, sobre todo, perfectamente adaptado a todos los gustos y necesidades. Casi treinta años más tarde Peugeot volvió a enfrentarse a las corrientes establecidas para lanzar un nuevo concepto de coche urbano capaz de repetir el concepto del Peugeot 205 con las tecnologías más actuales. Presentando en el salón del automóvil de Ginebra del año 2012 y puesto a la venta inmediatamente después, el nuevo Peugeot 208 vino a demostrar cómo el equilibrio es la mejor baza con la que el fabricante francés pude luchar en el segmento de los vehículos urbanos.

El Peugeot 208 muestra una estética muy equilibrada entre los distintos volúmenes de su carrocería y con mucha suavidad en la transición entre líneas rectas y curvas. Muestra una línea muy moderna, atrevida incluso para los cánones de Peugeot, pero en ningún caso sobrecargada o barroca. El frontal está presidido por una enrome parrilla trapezoidal a partir de la cual surgen las líneas que diseñan tanto el paragolpes como toda la parte delantera del coche. Esta parrilla frontal tiene varios diseños distintos en función del nivel de acabado. De los faros principales parte una línea de tensión que continúa todo el largo del coche en forma de línea de cintura cuneiforme. En el lateral aparecen dos líneas de tensión más: la inferior para adelgazar visualmente el conjunto y la superior para volumen a la parte trasera e iniciar el diseño de los pilotos traseros.

El diseño de la parte trasera estaba dividido en dos partes delimitadas por una nueva línea de tensión que recorre todo el ancho del vehículo. La parte superior está caracterizada por el uso de las superficies curvas (luna, forma del portón, forma superior de los pilotos) frente al uso de la línea recta en la parte inferior (paragolpes, portamatrículas, parte inferior del portón trasero y pilotos). Al igual que sucedía con el Peugeot 205, la carrocería de tres puertas se distingue de la de cinco por un pequeño adorno en el montante C. En el caso del Peugeot 208 se trata de una continuación de la línea de cintura que aligera visualmente el tamaño del montante.

En contra de las tendencias actuales, el Peugeot 208 es más pequeño que su antecesor el Peugeot 207 (7cm más corto). De hecho con una longitud de 3,97m y una batalla de 2,54m es capaz de ofrecer un habitáculo con cinco centímetros más de línea de confort (distancia entre los pedales y el respaldo de los asientos traseros) y un maletero de 285l (15l más que el Peugeot 207). Este menor tamaño y el uso de elementos más modernos como aceros de alta resistencia o placas de aleación de algo límite elástico hace que el peso total del vehículo sea también menor frente a un Peugeot 207 equivalente (entre 110 y 170kg)

El habitáculo del Peugeot 208 se muestra elegante gracias nuevamente al equilibrio. En este caso el equilibrio lo pone el diseño redondeado de las líneas generales del salpicadero y paneles de puertas con el diseño rectangular de los mandos principales como el pomo del cambio, los botones del climatizador o la pantalla táctil que corona la consola central (excepto en sus modelos de acceso). El puesto de conducción es particularmente original con el volante en posición baja y la instrumentación en posición predominante y visible sin apartar la mirada de la carretera.

A la hora de hablar de las mecánicas disponibles otra vez el equilibrio es la nota predominante en su oferta. Frente a otros constructores que abogan por la incorporación de mecánicas turboalimentadas de reducida cilindrada que en conducción real no consiguen acercarse ni de lejos a los consumos homologados, Peugeot ha decidido equipar a su nuevo urbano con una nueva familia de motores de gasolina ecoeficientes de tres cilindros que complementan a los motores Prince diseñados el colaboración con BMW.

La oferta de mecánicas de gasolina comienza con los bloques tricilindricos 1.0 VTi (999cc 68cv) y 1.2 VTi (1.199cc 82cv) unidos en ambos casos a un cambio manual de cinco velocidades. El más potente de ellos puede equipar cambio pilotado también de cinco velocidades con el que homologa un consumo medio de 4,1 l/100km. Estas mecánicas, anunciadas desde el lanzamiento del Peugeot 208, tardaron unos meses en llegar al mercado. En un futuro cercano llegarán más mecánicas turboalimentadas con potencias superiores a los 100cv.

Fruto de la colaboración con BMW aparecen los bloques de cuatro cilindros 1.4 VTi (1.397cc 95cv), 1.6 VTi (1.598cc 120cv). Ambos modelos equipan cambio manual de cinco velocidades aunque el 1.6 VTi puede solicitarse con cambio automático por convertidor de par de sólo cuatro velocidades.

Para las mecánicas de gasóleo Peugeot recurrió a los bloques diseñados en colaboración con la americana Ford 1.4 e-HDi (1.398cc 68cv) y 1.6 e-HDi (1.560cc 92 ó 114cv). El 1.4 e-HDi equipa cambio manual o robotizado de cinco velocidades, el 1.6 e-HDi 92 monta cambio manual de cinco velocidades o robotizado de seis y el más potente 1.6 e-HDi 114 sólo está disponible con cambio manual de seis velocidades. En algunos países se comercializa una versión 1.4 HDi (sin la “e”) que carece de start&stop y que sólo se ofrece con cambio manual y con los acabados más básicos.

El Peugeot 208 se comercializa en varios niveles de equipamiento y desde el más básico Access hasta el más completo Feline (no disponible en España) muestran unos niveles de equipamiento correctos en relación con su precio y sin que se puede echar en falta ningún elemento. Una vez más el equilibrio se muestra como la opción más acertada.

Establecida ya la gama inicial del Peugeot 208, el 2013 comienza con la incorporación de nuevas mecánicas nuevos niveles de equipamiento.

La primera versión en llegar es el GTi dotado de un motor de 1.598cc y 200cv con inyección directa y cambio manual de seis velocidades capaz de ofrecer un par motor de 275Nm constantes entre 1.750 y 4.000 revoluciones por minuto, de alcanzar los 100 km/h en menos de siete segundos y de conformarse 6 l/100km de combustible. Estéticamente, este GTi es un vehículo muy discreto que sólo se distingue del resto de Peugeot 208 por las llantas, por los paragolpes o por el alerón trasero. En el interior se repite la tónica exterior y las características distintivas hay que buscarlas en los asientos deportivos o en el rojo de las molduras, del aplique del volante, del pomo del cambio y del bisel de la instrumentación.

Con posterioridad a este lanzamiento Peugeot volvió a romper la tradición de ofrecer coches “femeninos” y lazó la primera serie limitada claramente enfocada al púbico masculino: el Peugeot 208 XY (XY es el nombre del par cromosomático masculino). Esta serie limitada disponible sólo en color púrpura fue la encargada de lanzar al mercado un nuevo motor de 1.598cc y 155cv directamente derivado del que equipa el 208 GTi pero con una gestión electrónica diferente para limitar su potencia a 155cv. El equipamiento de este Peugeot 208 XY es el más alto de la gama y combina elementos de lujo del 208 Feline con toques deportivos del 208 GTi.

Como última novedad del año 2013 para el Peugeot 208 esta la incorporación de dos niveles de equipamiento: uno básico con tintes deportivos denominados “S” y una nueva edición de la serie Roland Garros que por primera vez en sus casi treinta años de historia abandona el color verde y pasa a ofrecerse sólo en color blanco o negro, en ambos casos con los retrovisores exteriores en un llamativo color naranja y sólo en carrocería de cinco puertas.

A falta de previsiones ciertas sobre la posibilidad de un Peugeot 208 CC o Peugeot 208 SW, el futuro de este urbanos pasa por la incorporación de los ya comentados motores tricilíndricos turboalimentados y por una nueva tecnología híbrida gasolina/aire comprimido que en cualquier caso no estará en el mercado antes de 2016.

En un coche que pretende ser la reedición del Peugeot 205 no podía faltar su versión de competición o, como es el caso del Peugeot 208, sus dos versiones.

Existe una primera versión 208 R2 dotada de un motor atmosférico de 1.6l y 185cv que equipa un cambio secuencial de cinco velocidades con palanca de selección en la misma columna de dirección. Respecto a un Peugeot 208 1.6 VTi “de calle”, la versión deportiva cuenta con arco de seguridad y la dirección asistida hidráulica. Como observación, el Peugeot 208 R2 puede comprarse entero o en kit para ser montado sobre un 1.6 VTi con carrocería de tres puertas. La segunda versión, llamada 208 R5 o 208 T16, deriva del 208 GTi, aumenta la potencia del motor hasta los 280cv y equipa tracción integral.

Del Peugeot 208 T16 existe una versión especial Peaks Peak que equipa un motor V6 Biturbo capaz de ofrecer 850cv, cifra realmente interesante si además tenemos en cuenta que pesa sólo 850kg. Este Peugeot 208 T16 Peaks Peak no es realmente un Peugeot 208 ni por carrocería ni por bastidor.

 

 

Peugeot 205

Peugeot 206

Peugeot 207

Etiquetas:
Visitas: 8381
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Gestoría Online de Tráfico
Gestoria Online de Tráfico
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Nuevo buscador de coches