Miércoles - 12.Diciembre.2018
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Seat Toledo: historia y antecedentes - 2 de 3: Seat Córdoba

Por Miguel Galán

El Seat Córdoba llegó al mercado en el año 1993 como una opción con carrocería de cuatro puertas  de la segunda generación del Seat Ibiza con el que compartía  estructura, interior y parte delantera de la carrocería. De hecho, en relación al Ibiza, el Seat Córdoba añadía un tercer volumen capaz de albergar un maletero de 445 litros de capacidad. La parte trasera del Córdoba podía resulta voluminosa ya que el tercer volumen nacía incluso por encima de la línea de cintura principal del coche, pero la leve caída de la tapa del maletero y el alerón integrado en todas las versiones aligeraba visualmente el conjunto y ofrecía una silueta equilibrada.

El Seat Córdoba, y por ende la segunda generación del Ibiza, continuaron el proceso de germanización de la marca que se había iniciado ya con el Seat Toledo en el año 1991 y que consistía en un aumento de la robustez y de la calidad percibida de los vehículos, aunque en ocasiones este apercibimiento se debía al uso de interiores “Volkswagen”. Siguiendo esta tónica, el Seat Córdoba usaba el mismo salpicadero, mismo chasis y mismos bloques motrices que el Volkswagen Polo 6N, lo que constituía un estupendo escaparate de salida, sobre todo para su red comercial.

De su interior llamaba la atención su consola central vertical que aglutinaba en orden descendente las salidas de la refrigeración, el equipo de sonido, los mandos de la refrigeración y los mandos de los elevalunas y retrovisores eléctricos (en caso de disponer de ellos). Todo ello realizado con unos niveles de calidad más que aceptables en relación a la competencia.

Los bloques mecánicos eran los mismos que la segunda generación del Seat Ibiza a excepción del modelo 1.0 45cv. De hecho, el modelo básico de la gama era el 1.4 60cv. El tope de la gama lo ocupaba el 2.0 115cv, aunque posteriormente aparecieron modelos de hasta 150cv.

En lo que a mecánicas de gasóleo respecta, en el momento de su lanzamiento había disponible una sóla mecánica de 1.896cc e inyección indirecta con 64 ó 75cv según se tratase de versiones atmosféricas o turboalimentadas.

Los niveles de equipamiento disponibles eran los CL, CLX, GLX y el deportivo GT.

En 1996 el Seat Córdoba se benefició de una ligera actualización estética que modernizó sobre todo el diseño de los paragolpes, que pasaron a ser de una sóla pieza pintada íntegramente en el color de la carrocería y perdieron la moldura de protección. Mas importante no obstante fue el lanzamiento de las mecánicas diésel TDI (inyección directa) con 90 y 110cv y las carrocerías de dos puertas y familiar denominadas SX y Vario respectivamente.

El Seat Córdoba disfrutó de una actualización ya de cierta importancia en el año 1999 que le dotó de un frontal totalmente nuevo, mucho más agresivo y con gran importancia visual del anagrama “S” de Seat. Los paragolpes recuperaron la (útil) moldura de protección negra. En la parte trasera se modificó la distribución interna de los pilotos (no su forma) y la apertura de la tapa del maletero pasó a controlarse desde el anagrama central de Seat.

Esta actualización aportó al Seat Córdoba un salpicadero totalmente nuevo en el que destacaba la gran pantalla digital de la consola para la visualización de las opciones del equipo de radio y de la climatización interior que de forma opcional podía ser controlada por un climatizador manual con regulación automática de temperatura.

Los niveles de equipamiento se normalizaron con el resto de la gama Seat y pasaron a denominarse Stella, Signa, Sport. Apareció también el modelo más prestacional de la gama, el Cupra, dotado con el motor 2.0 16v de 150cv.

Todas estas modificaciones le permitieron mantenerse en el mercado hasta el año 2002, cuando fue sustituido por la segunda generación del Seat Córdoba, la 6L.

Mucho más ambiciosa que la primera generación y conocedora de situarse un poco de tierra de nadie, la segunda generación del Seat Córdoba volvía a ser la carrocería de tres volúmenes del Seat Ibiza (tercera generación en este caso). Su línea exterior era mucho más conservadora y elegante que la anterior, quizás gracias a una longitud de 4,3m. Sus líneas fueron diseñadas por Walter da Silva y eso se notó un poco en la similitud del Seat Córdoba con los diseños que con anterioridad el ingeniero había hecho para la marca italiana Alfa Romeo. Detalles como la importancia que se le da al escudo frontal o la forma de la trasera son elementos nunca vistos antes en Seat y que asocial su diseño con modelos como el Alfa Romeo 156. El interior presentaba un diseño muy personal con claras reminiscencias retro.

La ventaja de esta nueva generación de Seat Córdoba (y también del Ibiza 6L) es que a diferencia de anteriores generaciones, ahora no compartían ningún paño exterior ni interior con ningún otro modelo del grupo Volkswagen. Sólo algunos interruptores de la consola o las palancas de la columna de dirección podían delatar la germanización de la marca.

Los grupos mecánicos usados en el Seat Córdoba 6L fueron todos tomados prestados del banco de motores del grupo Volkswagen y desde el primer momento se ofreció una amplia oferta mecánica con potencias entre los 70 y 115cv en gasolina y los 64 y 130cv para las mecánicas de gasóleo.

El Seat Córdoba de segunda generación fue un buen producto que sin embargo le tocó vivir en un periodo complicado en el sector de la automoción. Por un lado el clásico gusto español por la berlina compacta estaba desapareciendo y tan sólo algunas marcas ofrecían vehículos con una arquitectura similar pero con una cierta consideración “low-cost”. Por otro lado los fieles a la marca Seat podían encontrar en el modelo León un vehículo mucho más ambicioso y con más empaque a pesar de contar con una longitud exterior y una oferta mecánica muy similares.

El Seat Córdoba 6L desapareció en el año 2009 sin que en ese momento se proyectase un sustituto basado en el Seat Ibiza 6J debido a que los últimos años sólo contaba con una cierta acogida en países del este de Europa o en Latinoamérica.

 

 

Puedes seguir leyendo otros capítulos:

1 de 3: Seat Málaga

3 de 3: Seat Toledo

Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros . Al continuar con la navegación acepta nuestra política de cookies. Aceptar