Jueves - 04.Junio.2020
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Mercedes A: historia y antecedentes - 4 de 9: Mercedes C SportCoupé / CLC

Por Miguel Galán

Como ya hemos comentado en los artículos anteriores dedicados a los modelos W168 / W169 y los W169 / C169, desde la presentación del primer Mercedes A el fabricante de Stuttgart siempre quiso que su minivolumen fuera considerado como un vehículo compacto con el que competir con los Audi A3 o con los BMW 3 Compact. Sin embargo el primer vehículo verdaderamente compacto de Mercedes fue el Mercedes C SportCoupé lanzado en el año 2000. Curiosa e inicialmente, la competencia de este Mercedes era la misma que la del Mercedes A.

El Mercedes C SportCoupé era técnica y estéticamente derivado del Mercedes C W203, pero sin embargo tenía una fuerte personalidad por los cuatro costados. Su frontal era más bajo que en la berlina y la parrilla delantera integrado en el propio paragolpes que lucía una estética muy deportiva. La vista lateral mostraba una línea en cuña muy marcada en la cintura del vehículo que terminaba en una parte posterior alta presidida por dos grandes grupos ópticos de forma trapezoidal. La luneta trasera estaba partida en dos partes y carecía de limpialuneta.

A pesar del sobre nombre de “Coupé”, la caída del techo no era muy acusada y no repercutía de forma negativa en la habitabilidad interior, que conservaba prácticamente todas las medidas de la berlina W203 y permitía al acomodo de cinco pasajeros, aunque en combinación con determinados paquetes deportivos el habitáculo era más apropiado para cuatro pasajeros. De hecho, en algunos países de la UE se homologó siempre como un vehículo de cuatro plazas.

La longitud total del Mercedes CL 203 era de 4,34m y la batalla de 2,72m (la misma que la berlina). A pesar de esto, la capacidad del maletero de quedó en unos discretos 310 litros.

Esta trasformación de una berlina media en un compacto no se basó sólo en recortar su parte trasera. Lo primero que hubo de plantearse fue la redistribución de los elementos mecánicos del coche para equilibrar el reparto de pesos entre los ejes, a la vez que se endureció la suspensión para adecuarla al menor peso del conjunto y para ofrecer un comportamiento más deportivo. Por último, los frenos eran siempre de disco en las cuatro ruedas, ventilados en el eje delantero y sólidos en el eje trasero.

El lanzamiento comercial del Mercedes C SportCoupé se produjo entre octubre del año 2000 y la primavera del 2011 ofreciendo una mecánica diésel y tres de gasolina. El modelo de gasóleo, el C220 CDI SportCoupé montaba el motor de 2.148cc con 143cv. La oferta de gasolina giraba en torno a los bloques: el más potente, el 230 Kompressor SporCoupé, montaba un motor de 2.295cc alimentado por compresor volumétrico que ofrecía 197cv. Los otros dos modelos, el C180 SportCoupé y C200 Kompressor SportCoupé, compartían el mismo bloque de 1.998cc que ofrecía 129cv en el modelo atmosférico y 163 en el modelo por aspiración por compresor.

Cualquier mecánica se podía combinar con el cambio manual de 6 velocidades o con un automático sin manejo secuencial de 5 velocidades. En un primer momento se ofreció la posibilidad de equipar al Mercedes CL 203 con un cambio manual de seis velocidades con embrague pilotado denominado Sequentronic, pero fue eliminado al poco tiempo por su baja demanda y porque su funcionamiento era muy lento y, en ocasiones, incluso brusco.

El equipamiento principal del coche se podía considerar como escaso en un coche que costaba en el año 2000 la friolera de 27.600€: contaba con todo lo necesario en materia de seguridad incluyendo el control de estabilidad, pero su presencia era pobre, con las manillas de las puertas en color negro y los tapacubos de plástico. Sólo el C230 Kompressor SportCoupé llevaba llantas de aleación ligera como equipo se serie, pero su precio rondaba ya los 36.000€.

El Mercedes CL 203 tenía un control de estabilidad ligeramente intrusivo, una suspensión enfocada a la comodidad y un peso elevado. Estas características lo hacían poco interesante para practicar una conducción deportiva pero garantizaban un aplomo envidiable en conducción tranquila. Además, ninguna de sus motorizaciones podía presumir de tener consumos contenidos. De lo que sí podía presumir cualquier propietario de un Mercedes C SportCoupé era de la altísima calidad de realización y de los materiales usados en su interior.

A lo largo del año 2002 comenzó a modificarse la oferta mecánica del CL 203 con la adopción de bloques nuevos usados en la berlina W203 o practicando leves modificaciones en los motores ya vistos.

El modelo básico recibe el mismo motor que el C200 Kompressor SporCoupé pero con la potencia rebajada hasta los 143cv y pasa a llamarse C180 Kompressor SportCoupé. El modelo más potente, el C230 Kompressor SportCoupé, recibe este mismo bloque pero con la potencia aumentada hasta los 193cv en sustitución del anterior motor 2.295cc. Los más tranquilos pudieron comenzar a disfrutar del nuevo C320 SportCoupé que con motor de seis cilindros en uve, 3.199cc y 218cv tenía unas prestaciones similares a las del C230 Kompressor SportCoupé pero disimuladas por el particular funcionamiento de un V6.

En la parte alta de la oferta aparecieron dos modelos de altas prestaciones firmados por la filial AMG: el C32 AMG y C30 CDI AMG. El modelo de gasolina contaba con un motor 3.199cc y 354cv y el de gasóleo un 2.950cc de 231cv. En ambos casos el cambio era automático por convertidor de par con cinco velocidades. Su trayectoria comercial no fue muy larga porque su alto precio limitó su difusión.

A lo largo del año 2003 en varios mercados europeos se introdujeron los niveles de acabado Classic, Elegance y Avantgarde. En el mercado español esto no se produjo y en su lugar se seguían ofreciendo diversos paquetes de estilo, como los Evolution y Evolution AMG, que estaban ya disponibles desde su lanzamiento. Lo que si llego a España fue la versión C200 CDI SportCoupé con un motor de 116cv, que rápidamente aumentó su potencia hasta los 122cv. El motor era el mismo que equipaba el C220 CDI SportCoupé pero con la potencia limitada. También se intentó la comercialización de un nuevo sistema de inyección directa aplicada a la gasolina, el C200 CGI SportCoupé, pero fue un modelo con una vida muy efímera, sobre todo en los mercados del sur de Europa, debido a la mala calidad de los combustibles.

Entre los años 2004 y 2005, coincidiendo con una leve actualización estética del Mercedes CL 203 se remodeló toda la oferta mecánica. El bloque de dos litros con compresor se sustituyó por otro de 1.796cc manteniendo todos los niveles de potencia (143, 163 y 192cv) y ofreciendo un nuevo escalón inferior con 122cv comercializado bajo el nombre de C160 SportCoupé. Por su parte, el bloque de seis cilindros aumentó su cilindrada hasta los 3.498cc para ofrecer 272cv y dar vida al modelo C350 SportCoupé que convirtió en el modelo más prestacional tras el cese de la comercialización de los modelos AMG. Las modificaciones en las mecánicas de gasóleo se centraron el limitar las cifras de consumo y las vibraciones del modelo más potente, que aumentó su potencia hasta los 150cv.

Este Mercedes CL 203 fue un producto muy adaptado a los distintos mercados en los que se ofreció o, mejor dicho, a la particular fiscalidad de los países en los que estaba presente. Así, en algunos mercados se comercializó una versión C230 SportCoupé que estaba dotado de un motor atmosférico de seis cilindros en uve, con 2.496cc y 204cv. En otros sin embargo, el C160 SportCoupé no se llegó a comercializar porque tanto consumo, como prestaciones y precio eran muy similares a los del C180 Kompressor SportCoupe.

Después de dos años de pocas modificaciones (y alguna serie especial), el compacto de Mercedes recibió a lo largo del 2008 recibió un lavado de cara para asemejar su imagen a la del Mercedes C W204, presentado en el año 2007. Con esto quiero decir que al Mercedes CL 203 se le adaptó un frontal y unos grupos ópticos traseros inspirados en la nueva berlina de Stuttgart, y su característico portón trasero dio paso a uno más convencional en el que se perdió la doble luna trasera. Todos estos cambios estiraron la silueta del coche hasta los 4,45m.

El resto de elementos del coche no recibió modificaciones de importancia que alterasen la esencia del vehículo, aunque lo que sí cambio fue la denominación comercial, que pasó de C SportCoupé a CLC.

En el momento de su presentación, la oferta mecánica se centraba en un bloque de gasóleo y tres de gasolina. El motor de gasóleo era el conocido tetracilíndrico de 2.143cc y 122 ó 150cv según se tratase del CLC 200 CDI o del CLC 220 CDI. En ambos casos el cambio podía ser manual de seis velocidades o automático de 5.

La oferta de gasolina se centró en el motor de 1.796cc con compresor que ofrecía 143cv (CLC 180 Kompressor) o 184cv (CLC 200 Kompressor) y en dos bloques con seis cilindros con 2.496cc y 204cv o 3.498cc y 272cv. En todos los casos el cambio era manual de seis velocidades, pero mientras que los motores de cuatro cilindros podían equipar como opción un antiguo cambio automático de cinco velocidades, los bloques de seis cilindros podían combinarse con el novedoso cambio 7G-Tronic, que incluía levas tras el volante si se solicitaba en combinación con algún paquete deportivo opcional.

Como se pude ver todas las características eran iguales o similares a los datos vigentes antes de la remodelación. Por suerte, lo que se mantuvo a pesar del cambio de nombre fue la calidad en los materiales y ajustes del interior y el elevado nivel de seguridad activa que caracterizó al C SportCoupé. La agilidad en curvas o en cambios de apoyo rápidos tampoco fue una virtud de los nuevos Mercedes CLC; el compacto de Mercedes seguía prefiriendo las vías rápidas y la conducción tranquila en la que poder transmitir una sensación de aplomo y control que pocos coches podían igualar.

Otro detalle que se repitió en el Mercedes CLC respecto a los C SportCoupé fue su mala relación entre precio y equipamiento. En el inicio de su presentación, el modelo básico CLC 180 Kompressor tenía un precio en España que rondaba los 32.000€ y aún así había que pagar a parte elementos como el volante de cuero, el climatizador, el sensor de lluvia o los anclajes IsoFix para sillas infantiles. Por suerte, en la mayor parte de los mercados europeos las llantas de aleación ligera de 16” formaban parte del equipo de serie (En los C SporCoupé eran opcionales).

Durante el año 2009, el modelo CLC 230 recibió el nombre de CLC 250 sin que se produjese ninguna modificación técnica. Lo que sí fue novedad fue la aparición de una nueva versión CLC 160 BlueEfficiency con un motor de 1.597cc y 129cv a tan sólo 5.000rpm. Era bastante más lento que el CLC 180 Kompressor en datos como la aceleración o la velocidad máxima, pero igualaba su cifra de par, con lo que se garantizaba una respuesta correcta en carretera pero con un consumo un 10 por cierto inferior. Sus emisiones de partículas contaminantes también eran menores (169 gr/km de CO2) por lo que los países con fiscalidad proporcional al consumo y emisiones el CLC 160 BlueEfficiency se convirtió en una alternativa ecológica y económica al CLC 180 Kompressor.

En el año 2011, el Mercedes CLC es comercialmente substituido por el Mercedes C204, la versión de dos puertas del Mercedes C W204 / S204. Este Mercedes C Coupé, con una longitud cercana a los 4,6m, es la variante cupé de una berlina media a pesar de que muchas carrocerías tres volúmenes de compactos actuales alcancen o superen esta longitud.

 

Mercedes A: presentación

Mercedes A W168 / V168

Mercedes A W169 / C169

Mercedes A W176: presentación

Mercedes A W176: evolución de gama

Mercedes A W176: análisis asientos delanteros

Mercedes A W176: análisis asientos traseros y maletero

Mercedes A W176: prueba dinámica

Etiquetas:
Visitas: 9346
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Ver coches de segunda mano
Nuevo buscador de coches