Jueves - 04.Junio.2020
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Mercedes-Benz clase S: historia y antecedentes - 4 de 7: Mercedes-Benz W140

Por Miguel Galán

El Mercedes-Benz W140 / V140 (modelos SE / SEL) fue lanzada en el año 1991 y se convirtió en el primer y único clase S abiertamente criticado por la prensa por sus dimensiones “exageradas”. De hecho era 15cm más largo, 5cm más alto y 7cm más ancho que su antecesor lo que le transformó en la berlina más grande de su segmento, algo que por otro lado buscaban los clientes potenciales de este modelo. Además tampoco se puede olvidar que anteriores generaciones de la clase S también fueron criticadas por su parecido con las berlinas de inferior categoría.

El proyecto W140 comenzó a gestarse a lo largo del año 1982 con la idea de ser lanzado a finales de los años 80 ya que, como he dicho en el capítulo anterior, el Mercedes-Benz W126 más que un coche nuevo era una seria y profunda actualización del W116 y en muchos aspectos estaba ampliamente desfasado respecto a sus rivales. Lo que realmente retrasó el proyecto fue la competencia, más concretamente el BMW E32 y su motor V12. ¿Podía tener BMW un motor de doce cilindros y Mercedes conformarse “solo” con ocho? (recordemos en este punto que el Jaguar XJ ya montaba motores V12 desde 1972). Es imposible poder valorar hasta que punto dos marcas que han triunfado y crecido gracias a su activa colaboración con el gobierno nazi alemán puedan están tan enfrentadas desde entonces. Cierto es que ya en la época nazi mientras que Mercedes-Benz “colaboraba” (así, con muchas comillas) con los camiones del ejército y desarrollando exclusivas versiones de sus turismos para los dirigentes nazis, BMW se tenía que “conformar” (también, con muchas comillas) con fabricar motocicletas para el ejército nazi.

En cualquier caso, cuando se lanzó el Mercedes-Benz W140 la crítica se encontró con un coche grande en todos los sentidos. Sus líneas eran simples, sin estridencias, sin líneas de tensión y sin ornamentos porque el diseño básico del vehículo, aún siendo una interpretación de la estética del W116, era un auténtica obra de arte con detalles de calidad nunca vistos antes en ningún coche como el enrasado de las ventanillas o las mínimas tolerancias entre las piezas. Dicho esto, ¿por qué se crítico tanto? Pues el Merceces-Benz W140 tenía un defecto estético que saltaba a la vista: todo en él era grande.

En una vista frontal destacaban los grandes o incluso enormes faros con todas las funciones incorporadas y visualmente unidos por una parrilla también de enormes dimensiones. De hecho, el Mercedes-Benz convertía en utilitario a cualquier de sus rivales. La parte trasera, tan majestuosa como la delantera, disponía de dos grupos ópticos unidos por una línea blanca que incorporaba las luces de retroceso y limitaba mucho la altura de carga del maletero. Curiosamente, el gran tamaño general del vehículo hacía que los pilotos traseros parecieran pequeños.

El interior, también un ejemplo de calidad, era tan soberbio con el exterior. El salpicadero tenía un volumen nunca visto hasta entonces. De hecho, en los modelos sin doble bolsa de aire, la guantera instalada delante del acompañante en vez de estar de la mitad del salpicadero hacia abajo estaba de la mitad hacia arriba. La consola central aglutinaba los botones y pulsadores de los principales elementos electrónicos del vehículo y podía estar recubierta de madera de varios tipos distintos.

Cuando se lanzó al mercado se presentaron cuatro motorizaciones, todas ellas de gasolina. El bloque más básico, el que equipaban las versiones 300 SE / SEL, tenía 3.199cc y desarrollaba 231cv que transmitía al eje trasero por medio de un cambio manual de cinco velocidades. Por encima de este modelo básico estaban los 400 SE / SEL (4.196cc - 286cv) 500 SE / SEL (4.973cc – 326cv) y 600 SE / SEL (5.967cc- 408cv), todos ellos ligados a un cambio automático de cuatro velocidades. Como curiosidad del bloque de doce cilindros que equipaban los 600 SE / SEL puedo decir que alcanzaba su potencia máxima a sólo 5.200rpm y disponía de un par de 580Nm, lo que ayudaba que su consumo homologado de más de quince litros no se disparase en una utilización real. Otra curiosidad es que en la mayor parte de los mercados se ofrecía sólo la versión larga 600 SEL  o que en los mercados donde se ofrecían ambas carrocerías, W140 y V140, las ventas del 600 SE fueron anecdóticas.

A finales del mismo año de su presentación se lanzó el modelo 300 SD con motor diésel de 3.499cc y 150cv disponible únicamente con cambio automático de cuatro velocidades y carrocería corta W140. Esta versión estaba inicialmente prevista sólo para el mercado americano pero la extraña demanda de modelos de gasóleo en el mercado europeo hizo que finalmente también se ofreciera en el viejo continente. Como es de suponer, las prestaciones de este Mercedes-Benz 300 SD alejaban de la cabeza del conductor cualquier intención deportiva: tardaba más de trece segundos en alcanzar los 100km/h desde parado, no pasaba de 180km/h y encima era imposible bajar su consumo de los 10l/100km. La alternativa lógica era el 320 SE, pero ya sabemos que en ciertos mercados europeos la fiebre diésel aún manda…

En el año 1992, con menos de un año en el mercado, esta gran berlina de Merceces-Benz ya era un éxito sin precedentes y el número uno en ventas de su categoría en toda Europa. Fue también en este año cuando con la entrada en vigor de nuevas normas antipolución se modificó la electrónica de los bloques de ocho y doce cilindros que pasaron a consumir menos pero a costa de ofrecer menos par y menos potencia. Con estas modificaciones, los 400 SE / SEL pasaron a ofrecer 279cv, los 500 SE / SEL 320cv y los 600 SE / SEL 394cv.

A principios de 1993 se presento la versión básica 300 SE 2.8 no disponible en todos los mercados. Esta nueva versión equipaba un bloque de 2.799cc y 193cv y estaba disponible sólo con cambio manual de cinco velocidades. Con motivo de este lanzamiento, Mercedes-Benz comenzó a ofrecer el modelo 300 SE sólo con cambio automático de cuatro velocidades (hasta entonces, estaba disponible sólo con cambio manual).

A finales de 1993, coincidiendo con el nuevo sistema de denominaciones de Merceces-Benz, se cambia el nombre a todos los modelos. El 300 SE 2.8, 300 SE / SEL, 400 SE / SEL, 500 SE / SEL y 600 SE / SEL pasan a llamarse S280, S320, S420, S500 y S600 respectivamente. El modelo diésel también recibe esa nueva denominación y pasa a llamarse S350 turbo diésel. Sin embargo, la verdadera actualización del Merceces-Benz llegó en 1994 con la incorporación de intermitentes ahumados y pequeños detalles en la parrilla delantera y molduras laterales. Curiosamente también se modifico la distribución interna de las luces traseras de niebla, freno y posición sin que ello repercutiese en ningún tipo de modificación visual del piloto.

En 1995 apareció una nueva transmisión automática de cinco velocidades disponible sólo para los bloques V8 y V12 (S420, S500 y S600) que aumentó el confort de marcha y redujo las cifras de consumo (el S600 pasó de consumir 15,4 l/100km a “sólo” 14,3). Estas modificaciones trajeron también la incorporación del sistema electrónico de estabilidad (ESP®)por primera vez en un coche de serie y pasó a formar parte del equipamiento estándar en los S600 y del equipo opcional de los S420 y S500.

Otros equipamientos incluidos como novedad en la clase S de Merceces-Benz en 1995 y que hoy en día consideramos como habituales en cualquier segmento fueron las bolsas de aire (airbags) laterales, los faros de descarga o el sensor de lluvia para el limpiaparabrisas.

Con menos difusión (y mucha menos información al respecto) se introdujo la carrocería Pullman que superaba los 6 metros de longitud. Se trató de un modelo minoritario, vendido sólo bajo pedido especial y casi tan personalizable que puedo afirmar que no hay dos modelos iguales. Se puede considerar como el sucesor real del Mercedes-Benz W100.

La última modificación que sufrió la gama W140 fue la sustitución en 1996 del S350 turbo diésel por el S300 turbo diésel dotada de un motor de 2.996cc y 177cv. Las prestaciones eran un poco mejores que las de su antecesor pero el elevado peso del conjunto seguían lastrando al vehículo: 0-100km/h en casi 12 segundos y un consumo de 9l/100km.

Fue también en 1996 cuando se ofreció de forma opcional el control de estabilidad también en los modelos equipados con motores de seis cilindros y cuando se incorporó  toda la gama se servofreno de emergencia BAS, capaz de detectar una situación de emergencia para aplicar los frenos con la máxima potencia posible.

Sobre este coche se han desarrollado infinitas conversiones y preparaciones siendo la más importante la que desarrolló en 1996 el preparador AMG. Se fabricaron 500 unidades y en algunos mercados como el alemán o el belga se distribuyeron en la propia red comercial de Mercedes-Benz.

El Merceces-Benz W140 se mantuvo vigente en el mercado hasta que en 1998 fue sustituido por la serie W220 aunque algunos modelos W140 con carrocería Pullman (extra-larga) se siguieron entregando hasta dos años después debido a la complejidad y personalización exigida por sus propietarios.

 

 

Otros capítulos del artículo:

Mercedes-Benz W108 / W109

Mercedes-Benz W116

Mercedes-Benz W126

Mercedes-Benz W220

Mercedes-Benz W221

Mercedes-Benz W222

Visitas: 22400
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Nuevo buscador de coches