Domingo - 30.Abril.2017
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Mercedes-Benz clase S: historia y antecedentes - 3 de 7: Mercedes-Benz W126

Por Miguel Galán

El Mercedes-Benz W116 fue un gran coche e ícono de lo que debería ser una berlina de lujo en los años 70. Fue el vehículo que inauguró en la firma un nuevo lenguaje estético que perduró durante más de veinte años, introdujo el sistema antibloqueo de frenos y sus motores eran potentes, robustos y fiables (y sedientos). Sin duda tenía todas las papeletas para hacerse un hueco en la historia de la automoción moderna. Por desgracia para el W116, su sucesor lo mejoró en todos los aspectos y es que, tras ocho años de desarrollo, en 1979 llegó al mercado el Mercedes-Benz W126 como una muestra de cómo debía ser el coche del futuro.

El Mercedes-Benz W126 no era sólo un coche grande y bonito. Sus líneas maestras mostraban una clara evolución estética del W116 tanto en el exterior como en el interior, pero era un coche mucho más ligero que su antecesor gracias a la inclusión de aceros de alta resistencia en bastidor y carrocería, que permitió reducir el peso del W126 en más de 250kg respecto al W116 equivalente.

Sus motores, todos conocidos, fueron convenientemente revisados para hacerlos más eficientes y menos tragones. En este aspecto colaboró también el diseño de su carrocería con un coeficiente de penetración Cx de 0,36, el más bajo de su categoría.

El modelo definitivo fue presentado en el salón internacional del automóvil de Franckfurt en 1979 y comercializado inmediatamente después. La crítica fue muy positiva con el Mercedes-Benz W126. La prensa internacional se hizo eco rápidamente de que esta nueva generación de clase S no era en absoluto un coche revolucionario porque de hecho no aportaba nada nuevo al mundo de la automoción pero mejoró a su antecesor en todos los aspectos: generalización del antibloqueo de frenos, uso de materiales ligeros, defensas de material sintético, incremento de la electrónica, mejora en las zonas de absorción de impactos delantera y trasera. Se llegó a afirmar que el Merceces-Benz W126 era un meticuloso y casi obsesivo proyecto de mejora y refinamiento del W116.

La única crítica negativa que recibió es que el empaque final del coche era menos poderosa que la de su antecesor debido a su carrocería más estrecha y al gran parecido con la serie W123 (antecesor de la clase E). Además su presentación era menos “soberbia” respecto al W116 porque contaba con menos cromados y las líneas redondeadas aligeraban y disimulaban sus dimensiones. La presentación interior era también más austera de lo que se esperaba, pero esto no le impidió al Merceces-Benz W126 convertirse en una alternativa a los BMW E23 o a los Jaguar XJ.

Tras su presentación comenzó la comercialización de las dos carrocerías disponibles: corta con 5,02m longitud y larga con 5,16m. Hay quien incluye a los modelos de dos puertas derivados del W126 pero yo no los voy a incluir porque a pesar del parecido estético y de la gran cantidad de elementos comunes, los modelos cupé siempre tuvieron identidad propia. En este caso, los cupés derivados de esta serie tenían el nombre en clave de Mercedes-Benz C126. Si incluyo a los modelos V126 por tratarse simplemente de las versiones con carrocería larga, los llamados SEL, que además eran más conocidos como W126 Largo que como V126.

Su comercialización comenzó con una amplia oferta de motores disponibles. La gama comenzaba con el bloque de seis cilindros en línea y 2.746cc que ofrecía en versiones alimentadas por carburador Solex (280S con 156cv) o con alimentación por inyección mecánica (280 SE / SEL con 185cv). Inicialmente el cambio era siempre mecánico de cuatro velocidades para el 280S y de cinco para los modelos alimentados por inyección.

Con ocho cilindros en V se ofrecían dos motores. El que animaba a los modelos 380 SE / SEL con 3.818cc y 218cv y el que montaban los modelos 500 SE / SEL con 4.973cc y 240cv a sólo 4.750rpm. Ambos bloques iban ligados a un nuevo cambio automático de cuatro velocidades que redujo considerablemente los consumos respecto a los bloques V8 montados en la serie W116.

Por último, se ofreció también una variante diésel con alimentación por precámara con 2.998cc y 121cv. Montaba el cambio automático de cuatro relaciones y se ofreció casi de forma exclusiva en Estados Unidos de América.

El interior estaba repleto de detalles que denotaban una especial atención al pasajero como las luces de cortesía en las puertas o las luces de lectura en la parte trasera.

Esta gran berlina de Mercedes-Benz no tuvo ningún proceso de actualización en toda su vida comercial, aunque constantemente se fueron introduciendo mejoras para hacer el coche cada vez más competitivo y distanciarlo más de sus competidores. Así, por ejemplo, en el año 1981 los modelos 500 SE / SEL bajaron su potencia hasta los 231cv tras ajustar su bloque a la normativa antipolución.

En 1985 sí se produjo una renovación de casi toda la gama de motores y se introdujo además el catalizador, lo que originó que todos sus bloques mecánicos se ofrecieran con dos niveles de potencia.

Para comenzar, el 280S dotado de carburador se sustituyó por un nuevo bloque de 2.599cc, inyección y 166cv (160cv en modelos catalizados). Los modelos 280 SE / SEL se sustituyen por los nuevos 300 SE / SEL con un motor de seis cilindros en línea, inyección y 188cv (179cv en modelos catalizados). Los 380 SE / SEL fueron sustituidos por los 420 SE / SEL con 218cv (204cv en modelos catalizados) y los modelos 500 SE / SEL mantuvieron su bloque V8 pero aumentaron su potencia hasta los 245cv (223 en modelos catalizados).

Fue también en 1985 cuando Mercedes-Benz decidió lanzar los modelos 560 SE / SEL dotados de un motor V8 con 5.547cc y 272cv (242 en modelos catalizados). Una característica de los 560 SE / SEL es que disponían de suspensión neumática autonivelante también en el eje delantero como equipo de serie.

Coincidiendo con el lanzamiento de los 560, Mercedes-Benz quiso dotar a sus modelos más potentes (500 y 560) de detalles específicos respecto al resto de los integrantes de la familia W126. De esta forma los 500 y 560 pasaron a disponer como equipo de serie de asientos delanteros calefactados y de regulación eléctrica y tapizado de piel. Como equipo opcional quedó la regulación eléctrica de los asientos traseros (solo en los modelos 500 SEL y 560 SEL) y la calefacción en los asientos traseros exteriores. Posteriormente llegaría la opción para los modelos V126 de sustituir el banco trasero corrido por dos asientos independientes eléctricamente multirregulables.

En 1987 se mejora el funcionamiento y la eficiencia de los bloques V8. De esta forma, los 420, los 500 y los 560 pasaron a ofrecer 231, 265 y 300cv respectivamente (224, 252 y 269cv en modelos catalizados). En cualquier caso, los modelos 560 SE / SEL podían superar (muy) holgadamente los 14l/100km de combustible.

En 1990 el 300 SD Turbo Diésel cede su lugar a un nuevo 350 SD Turbo Diésel dotado de un nuevo bloque de 3.449cc y 136cv.

Estas modificaciones en los bloques mecánicos del Merceces-Benz W126 vinieron en ocasiones acompañados de la introducción pionera de muchos de los elementos de seguridad que hoy en día consideramos mínimos a la hora de comprar un coche nuevo.

En el año 1981 se introdujo de forma opcional en toda la gama la bolsa de aire de seguridad para el conductor (lo que llamamos airbag) que en 1985 pasó a ser de serie en los modelos 500 y 560. La bolsa de aire para el acompañante se introdujo también de forma opcional en el año 1987. En 1989 las bolsas de aire pasaron a formar parte del equipo de serie de los modelos destinados al mercado americano y en 1991 de las unidades destinadas al mercado europeo.

En 1986 introdujo la tercera luz de freno aunque sólo para el mercado europeo.

En el año 1989 se introdujo el control de tracción para los modelos 500 y 560 y los cinturones de seguridad con pretensor en todas las plazas exteriores como equipo de serie para todos los modelos.

El ABS formó parte del equipo opcional de todos los motores excepto de los 500 y 560, que lo equipaban de serie. A partir de 1986 pasó a formar parte del equipo de serie de todos los modelos.

Como curiosidad, Mercedes-Benz consideraba que la forma acanalada de los pilotos traseros era también una medida de seguridad, ya que su característica forma impedía que se ensuciaran en exceso en días lluviosos. Curiosamente era esta forma tan particular la que hacía que también fuera difícil limpiarlos…

A finales del año 1991 el Mercedes-Benz W126 dejó de fabricarse al ser sustituido por la serie W140, excepto en Sudáfrica donde se estuvo vigente hasta el año 1994.

Una curiosidad de este coche fue que se trató del primer Mercedes-Benz en disponer de una señal luminosa de posibilidad de hielo en la calzada. Estaba situada en el velocímetro y se encendía en color ámbar cuando la temperatura se acercaba a los 0ºC. Sin embargo los alemanes, en ocasiones excesivamente alemanes, tardaron en percatarse de que en las unidades destinadas al mercado americano el testigo se encendía al llegar a 0ºF (-18ºC)…

 

 

Otros capítulos del artículo:

Mercedes-Benz W108 / W109

Mercedes-Benz W116

Mercedes-Benz W140

Mercedes-Benz W220

Mercedes-Benz W221

Mercedes-Benz W222

Visitas: 6545
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Salón del automóvil de Ginebra 2017
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros . Al continuar con la navegación acepta nuestra política de cookies. Aceptar